Rutinas sencillas de vigas para gimnastas principiantes

La construcción estrecha de la viga de equilibrio hace que incluso las maniobras simples, como los saltos mortales, sean más difíciles. La mayoría de las gimnastas comienzan en las vigas bajas rodeadas de un montón de relleno mientras trabajan con un ayudante. Comienza con las rutinas más fáciles, progresando a rutinas más difíciles sólo si dominas las fáciles.

Balanceo en la viga

El primer paso para el dominio de trabajo en la viga es estar cómodo y familiarizarse con la viga. Las gimnastas principiantes deben caminar regularmente por la misma para conocer sus dimensiones y la forma en que interactúa con los movimientos del cuerpo. Comienza con caminar en dos pies, y luego pasa a pararte en un pie y luego caminar mientas ubicas un pie a un lado. Después de que hayas dominado esto en la viga baja, pasa a la misma rutina en la viga más alta.

Incorporación de elementos de danza

La gimnasia se basa en gran medida en rutinas básicas de danza y bailar en la viga mejora el equilibrio y te prepara para el trabajo más complejo. Primero gira 180 grados sobre la viga y luego trabaja hasta lograr un giro de 360 ​​grados. A continuación, trabaja en el ballet básico, parado sobre tus dedos del pie en la viga. A continuación, trata de pararte en la barra y levantar una pierna hacia fuera, equilibrándote durante 30 a 60 segundos. Cambia de pierna y vuelve a intentarlo.

Saltos y despegues

Saltar y brincar en la barra de equilibrio está lleno de peligros, y los saltos complejos no son buenos para los principiantes. Saltar hacia arriba y luego aterrizar de nuevo en la viga, sin embargo, te ayuda a dominar los conceptos básicos de trabajo de pies preciso y saltos consecutivos. Después de que hayas dominado esto, trata de saltar sobre la viga con las dos piernas fuera de la viga y en el aire. Trata de aterrizar con los dos pies y luego desafíate para capturarte a ti mismo en un pie.

Giros básicos

Los giros son el componente más difícil y peligroso de trabajo sobre la viga, por lo que asegúrate de tener siempre un observador cerca. Comienza con un salto mortal, asegurando que tu vigilante esté ahí para guiarte a través del movimiento. A medida que adquieras habilidad, puedes trabajar volteretas, saltos y hasta movimientos de complejidad similar, y luego comenzar a juntar varios movimientos al mismo tiempo.

Más galerías de fotos



Escrito por van thompson | Traducido por franco castro