Rutinas con el saco de golpeo

Las rutinas con el saco de golpeo son una gran forma de entrenar tu cuerpo para hacer combinaciones de golpes. Golpear un saco te ayuda a desarrollar una buena forma. Golpear combinaciones incrementa la memoria muscular. Tu cuerpo instintivamente repetirá los movimientos de los golpes, sin dudar, incluso cuando no golpees el saco.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Saco de golpeo
  • Guantes para golpear el saco

Instrucciones

  1. Comienza con un rutina de jabs contra el saco. Muévete en círculos alrededor del saco, mientras lanzas jabs tan rápido como puedas. No golpees con fuerza. Enfócate en la velocidad y el movimiento. Arquéate en una dirección y luego repite en la otra.

  2. Haz una combinación de "izquierda-derecha" contra el saco. Puedes invertir la combinación a "derecha-izquierda" si eres zurdo. Comienza tirando un jab rápido contra el saco e inmediatamente después un golpe recto con la otra mano. El golpe recto debe ser generado desde los pies y las caderas para producir más fuerza. Haz una serie de estas combinaciones para desarrolla la sincronización. Los golpes deben ser primero rápidos y después duros.

  3. Realiza golpes al cuerpo en tu rutina con el saco. Estos golpes se dirigen hacia las costillas del oponente. Para lograr que superen la guardia, dobla ligeramente tus rodillas y gira el golpe al nivel de la cintura. Endereza las rodillas y balancea tus caderas conforme conectas el saco. La rutina consiste en una serie de golpes con la izquierda y la derecha al centro del saco. Enfócate en doblar las rodillas y luego elevarte con cada golpe.

  4. Haz una rutina de 1-2-3 con el saco de golpear. Esto consisten un jab rápido seguido de un recto con la otra mano y un golpe al cuerpo para rematar con la mano con la que empezaste. Todos estos golpes deben realizarse en una rápida sucesión, sin perder la forma. Una rutina de 1-2-3 con saco debe realizarse después de calentar con una rutina de izquierda-derecha y una de golpes al cuerpo.

  5. Haz una rutina de 1-2-3-4 con el saco de golpear. Es igual que la rutina del 1-2-3, pero agregando un gancho a la quijada al final. El gancho a la quijada involucra usar un golpe que sube para conectar la quijada del oponente. Esto requiere doblar mucho la rodilla y girar la cadera, para que el puño suba desde un ángulo bajo. La rutina 1-2-3-4 requiere mucha coordinación, pues harás cuatro movimientos distintos en sucesión. Comienza lentamente y luego hazlo más rápido conforme te vayas acostumbrando.

Más galerías de fotos



Escrito por kent ninomiya | Traducido por eduardo moguel