Rutinas de entrenamiento para fisicoculturistas naturales

Ser un fisicoculturista natural exitoso es tener un buen tamaño muscular, y un bajo porcentaje de grasa corporal, sin recurrir al uso de sustancias para mejorar el rendimiento. Sin lugar a dudas, uno de los factores más importantes para tu éxito es el plan de entrenamiento que sigas. Ya que cualquier ejercicio balanceado bien construido realizado a una intensidad alta obtendrá resultados, pueden ser más adecuadas ciertas rutinas de entrenamiento que otras. Hay tres tipos principales de ejercicios que puedes elegir, dependiendo de tu nivel actual, metas y estilo de vida.

Rutina de cuerpo completo

Entrenamientos de cuerpo completo implica ejercitar todo el cuerpo en cada sesión, por lo general tres veces por semana. Según el entrenador de fuerza Chad Waterbury, el entrenamiento de cuerpo completo te permite mantener niveles de intensidad alta, tiene un enfoque en movimientos grandes, compuestos, lo que significa que sólo tienes que estar en el gimnasio tres veces por semana y te da mucho tiempo de recuperación entre sesiones. El lado negativo, sin embargo, si quieres entrenar más de tres veces por semana, encontrarás que es muy difícil, y tienes poco tiempo para centrarte en las partes del cuerpo más pequeñas, como las pantorrillas y los bíceps, que desearías ejercitar.

División en base a movimientos

El entrenamiento de cuerpo completo es ideal para principiantes, pero el entrenador y autor de "Brawn", Stuart McRobert, recomienda avanzar a algún tipo de rutina dividida después de un año de entrenamiento de todo el cuerpo. Una división de movimientos para entrenar en cualquier lugar entre dos y seis veces por semana, consiste en dividir los ejercicios de empuje en tu cuerpo, como el pecho, los hombros, los tríceps y los cuádriceps, y los músculos que contraen, como los isquiotibiales, espalda superior e inferior, trapecio y bíceps. Las piernas a veces reciben sus propios días. Este tipo de entrenamiento es más adecuado para culturistas naturales poco más avanzados, y te da más espacio para variar tus sesiones. Sin embargo, aún puedes dedicar mucho tiempo de entrenamiento a los músculos más retrasados.

División de partes del cuerpo

Frecuentemente encontrarás en revistas de fisicoculturismo y fitness, que parte del cuerpo se divide para cada entrenamiento. Divides el cuerpo en entre cuatro y siete sesiones diferentes, aunque la división típica se haría en cuatro días, haciendo espalda y bíceps en el primer día, el pecho y tríceps en el segundo día, las piernas en el tercer día, y hombros y trapecio en el día cuatro. Las divisiones de partes del cuerpo son buenas para realmente concentrarte en ciertos músculos, y te permite entrenar con un muy alto volumen e intensidad. Sin embargo, debido a esto, también es fácil sobre-entrenarse, y ya que sólo se entrena cada grupo muscular una vez por semana, esto puede significar que algunos músculos más grandes como la espalda y las piernas no se entrenan con la suficiente frecuencia.

Consideraciones

Cualquier plan de entrenamiento te dará buenos resultados, siempre que pongas esfuerzo en tus sesiones, segas la dieta correcta y tengas paciencia. No importa el plan que elijas, apégate a un máximo de cinco ejercicios por sesión y asegúrate de dar a tus músculos el tiempo adecuado de recuperación entre sesiones de entrenamiento.

Más galerías de fotos



Escrito por mike samuels | Traducido por daniel gómez villegas