Rutinas de ejercicios para definir los brazos

Luce los brazos tonificados en musculosas y camisetas con rutinas de ejercicios diseñadas para apuntar a los brazos. El entrenamiento de fuerza con pesas o con tu propio peso corporal modelará tus bíceps, triceps y antebrazos. Necesitarás trabajar de tres a cinco veces por semana e incorporar ejercicios cardiovasculares en tu rutina semanal así como asistir a la pérdida de grasa y a descubrir los músculos ocultos. Más aún, una dieta nutritiva ayudará a la pérdida de peso y a activar los niveles de energía para hacer ejercicio.

Apunta a los triceps

Apunta a los músculos de los triceps con ejercicios utilizando tu peso corporal así como la resistencia en forma de peso o las máquinas del gimnasio. Los tríceps son los músculos en la parte trasera del brazo que realmente destacan cuando están tonificados en los brazos definidos. Escoge de tres a cuatro ejercicios que apunten a los triceps y hazlos dos a tres veces como parte de tu rutina de ejercicios. Los ejercicios que tonifican los triceps incluyen flexiones, contragolpes de triceps, extensiones e inmersiones de triceps. Apunta a hacer de 10 a 15 repeticiones para cada ejercicio o hasta que la fatiga se asiente por dos a tres series en total.

Activa los triceps

Fortalece los músculos de los triceps frente a los antebrazos con ejercicios que definan los bíceps de dos a tres veces por semana. Los ejercicios que apunta a los bíceps incluyen específicamente flexiones, flexiones de martillo, de oración y ejercicios laterales. Realiza estos ejercicios con un peso que sea lo suficientemente pesado para causar una fatiga en la repetición número 10 o 15 y completa dos a tres series en total.

No olvides los antebrazos

Los antebrazos a menudo son olvidados como parte de la rutina de fortalecimiento, pero sus músculos crean un brazo fuerte y sensual cuando están desarrollados. Agrega este tipo de ejercicios a tu rutina de brazos con flexiones de muñeca realizadas con una mancuerna o una barra. Selecciona un peso que genere fatiga en la repetición número 10 o 12 y completa tres series en total. Realiza este ejercicio al final de la rutina de brazos para no fatigar los músculos más pequeños demasiado temprano en la sesión de ejercicios.

Define con el yoga

Si crees que el yoga sólo incluye estiramientos y meditación, piensa nuevamente. Es un entrenamiento para la mente, el cuerpo y el alma que incluye una variedad de poses que desafían los brazos. Las posturas como el perro mirando hacia abajo, la posición del cuervo y el guerrero 2, en las que mantienes los brazos a la altura de los hombros por algunas respiraciones profundas, fortalecen los músculos de los brazos. Intenta una rutina de yoga que defina tus brazos en la comodidad de tu propia casa dos a tres veces por semana por 15 a 30 minutos. Incorpora el perro mirando hacia abajo, la placa frontal, el perro hacia arriba, los guerreros 1 y 2 y la pose del cuervo balanceando. Repite el circuito tres veces.

Más galerías de fotos



Escrito por jennifer andrews | Traducido por sebastian castro