Rutinas de ejercicio para hombres mayores de 50 años de edad

Conforme los hombres envejecen, es más importante que nunca mantenerse en forma. Sin embargo, existen ciertas consideraciones para las rutinas de ejercicio para los hombres mayores a los 50. Tienes preocupaciones de salud que los hombres más jóvenes no tienen. Antes de iniciar cualquier rutina de ejercicio, habla con tu médico para obtener un buen pronóstico de salud.

Ritmo cardíaco objetivo

Saber cuál es tu ritmo cardíaco objetivo es importante para los hombres mayores a los 50 años de edad que se involucran en rutinas de ejercicio, ya que evitará que te extralimites. El ritmo cardíaco máximo promedio para los hombres mayores a los 50 años es de 170 latidos por minuto, con una disminución de cinco latidos por minuto por cada cinco años de vida, de acuerdo con la American Heart Association. Los hombres mayores tienen un ritmo cardíaco más bajo que los jóvenes. Tu ritmo cardíaco objetivo durante el ejercicio, en tanto, será menor; entre 50 a 85 por ciento del máximo.

Precauciones generales

Los hombres mayores a los 50 años de edad necesitan tomar en consideración sus necesidades de salud particulares al elegir sus rutinas de ejercicio. Entra despacio a tu rutina, tomando un par de meses para incrementar a la rutina completa. Calienta antes de tu rutina para evitar esfuerzos u otras lesiones. Presta especial atención a cualquier dolor y atiende cualquier lesión de inmediato. Los hombres mayores sanan más lentamente que los jóvenes. También necesitarás más tiempo para hacer ejercicio de calentamiento y ejercicio al finalizar.

Tipos de ejercicio

El National Institutes of Health recomienda que los hombres mayores a los 50 años de edad den balance a sus rutinas de ejercicio entre cuatro diferentes áreas. Las actividades cardiovasculares como el correr, nadar y el ciclismo ayudan a acondicionar el corazón y los pulmones. El entrenamiento de fuerza te ayudará a desarrollar músculo al igual que a prevenir la pérdida de músculo asociada con el envejecimiento. Los estiramientos ayuda a mantener tu cuerpo flexible conforme envejeces. El balance de ejercicio es importante para esta edad para evitar caídas y sus lesiones consecuentes.

Prevenir la pérdida de hueso

Ciertos tipos de ejercicio, se ha comprobado, previenen la resorción ósea, reporta la International Osteoporosis Federation. Todos son entrenamientos de fuerza; extensiones de piernas y flexiones, elevación del tronco o "sit-ups" y supinación o "pull-downs". Realiza estos ejercicios a cierta intensidad; levantando cierto porcentaje del máximo en una repetición, al igual que un número específico de veces por semana, normalmente dos veces por semana. Para aquellos ya con pérdida de hueso, el tai chi es buen ejercicio para el balance.

Más galerías de fotos



Escrito por nicholas pell | Traducido por glen boyd