¿Qué rutina de yoga contribuye a reducir los fibromas uterinos?

Aprovechar el poder de la concentración y la imaginación puede ayudar a reducir los síntomas de los fibromas.

Aprovechar el poder de la concentración y la imaginación puede ayudar a reducir los síntomas de los fibromas.

Los fibromas uterinos pueden hacer tu vida más difícil, al causar síntomas como dolor, menstruaciones abundantes y calambres pélvicos. Se sabe que durante sus años reproductivos, una de cada cinco mujeres desarrollan fibromas, un tipo de tumor benigno que se desarrolla en el útero, explica Medline Plus. No hay mucha evidencia clínica que apoye la idea de que el yoga, que es un tipo de ejercicio que enlaza mente y cuerpo, pueda reducir este problema. No obstante, en su libro "Integrative medicine" ("Medicina Integral"), el Dr. David Rakel dice que los ejercicios de conciencia corporal pueden reducir el crecimiento y los síntomas propios de los fibromas. Consulta a tu médico antes de comenzar en la práctica del yoga.

Haz una torsión

No hay evidencia de que las posturas de torsión hagan que se contraigan los fibromas, pero se cree que pueden aliviar el malestar, ya que ayudan literalmente a abrir la zona abdominal y a proporcionar masaje a la zona baja de la espina dorsal. Estas dos áreas son muy problemáticas para las mujeres con fibromas uterinos. En un artículo para el Yoga Journal, la instructora certificada en yoga Iyengar, Jaki Nett, sugiere tratar con posturas de torsión como Bharadvajasana, Bharadvaja y Parivrtta Janu Sirsasana, lo mismo que con la que se conoce como Regresión Cabeza-Rodilla (Revolved Head-to-Knee), para ayudar a abrir el abdomen.

Date apoyo

Cuando los fibromas se vuelven grandes e incómodos, es posible que tengas que modificar tu práctica de yoga tanto como sea necesario. Nett recomienda a las practicantes que incluyan posturas con apoyo como es el caso de Supta Virasana, el Héroe en descanso (Reclining Hero), Supta Baddha Konasana, Pose de Descanso del Ángulo Enlazado (Reclining Bound Angle Pose), Salamba Setu Bandha Sarvangasana o la Pose del Puente Apoyado (Supported Bridge). Usa equipo de soporte como almohadas, mantas o bloques debajo de los glúteos y la espalda baja durante tu entrenamiento para facilitar los movimientos y reducir la sensación de incomodidad.

Usa tu imaginación

Los fibromas son una condición comúnmente asociada con el segundo chakra, un centro de energía relacionado con el poder, la seguridad física y la sexualidad. Los médicos orientales creen que el segundo chakra está ubicado en la parte baja del abdomen. El hecho de combinar algunas posturas de yoga con ejercicios de visualización que se centren en el segundo chakra, puede proporcionarte beneficios en tu lucha contra los fibromas uterinos. Según explica el Dr. Jeff Migdow en un artículo para el Kripalu Center, algunas mujeres incluso han sido capaces de evitar la cirugía mediante la combinación de posturas de yoga y trabajo de visualización. Él mismo sugiere que practiques posturas como la Estrella de Cinco Puntas (Five-Pointed Star) o la Rana (Frog), mientras visualizas la energía curativa fluyendo hacia tu abdomen y reduciendo los fibromas.

Sólo respira

Los ejercicios de respiración de yoga o pranayama, pueden producir beneficios similares que los ejercicios de visualización en los casos de fibromas uterinos. De acuerdo con el farmacéutico y experto en medicina complementaria Torkos Sherry en su libro, "The Canadian encyclopedia of natural medicine ("La enciclopedia Canadiense de medicina natural"), las técnicas de manejo del estrés, lo mismo que las de respiración, ayudan a reducir los cambios hormonales que pueden empeorar los síntomas de los fibromas. Si bien existen numerosas formas de pranayama, los ejercicios de respiración que se centran en la respiración lenta y profunda pueden ayudar a controlar el exceso de estrés, lo que también reduce la circulación de estrógeno -la hormona principal que favorece el crecimiento de los fibromas-. Además, esta técnica apoya la función hepática adecuada, que permite al cuerpo desintoxicarse del exceso de estrógeno.

Más galerías de fotos



Escrito por ashley miller | Traducido por pei pei