Una rutina para que los chicos tonifiquen su cuerpo

Una rutina de ejercicios para tonificar el cuerpo de los chicos ayuda a aumentar el tejido muscular y reducir la grasa corporal. Los niños por lo general se emocionan con las actividades físicas y responden bien a los ejercicios desafiantes. Sin embargo, ellos también tienden a tener más problemas de capacidad de concentración que las niñas. Los ejercicios de tonificación basados en el logro de una o dos pequeñas metas, por cada sesión, puede representar un reto divertido que ayuda a mantener la atención de un niño. Estos ejercicios involucran una variedad de actividades que aumentan la fuerza y mejoran la resistencia cardiorrespiratoria.

Entrenamiento de fuerza

El Center for Disease Control and Prevention recomienda sesiones de entrenamiento de fuerza, al menos, tres días a la semana para los niños. Estas sesiones tonificarán el cuerpo mediante el aumento de tejido muscular. Una clinica informa que los niños desde los ocho años pueden beneficiarse de este entrenamiento, y se recomiendan series de 12 a 15 repeticiones por ejercicio. Los ejercicios de tonificación que implican objetos en movimiento, como pesas, son apropiados para los niños, ya que una mayor parte de la corteza cerebral de un niño lleva a cabo un funcionamiento especial mecánico, a diferencia que en las niñas. El funcionamiento especial mecánico es lo que hace que los chicos quieran mover objetos a través del aire, de acuerdo con el Dr. William McBride.

Ejercicios de fuerza en el calendario

Evita sesiones de fuerza en días consecutivos, y completa cada una en 40 minutos. Enfócate a dos o tres grupos de músculos durante cada sesión. Por ejemplo, una sesión de ejercicios para tonificar el cuerpo podría dedicarse a los músculos de las piernas un día, pecho y espalda al siguiente, y brazos y hombros al tercer día. Realiza dos o tres ejercicios para cada grupo muscular; comienza con ejercicios de peso corporal, como abdominales, lagartijas y barras. A continuación, pasar a los ejercicios básicos de levantamiento de pesas, como el press de banca, press de espalda y sentadillas con pesas.

Actividad aeróbica

El entrenamiento con pesas debe ser solo una parte de la rutina de tonificación de un niño, según dice el entrenador David Robson. Estos ejercicios deben incluir actividad aeróbica, lo que ayuda a reducir la grasa corporal y aumentar el tono muscular. Los Centers for Disease Control and Prevention recomiendan una actividad aeróbica vigorosa, como saltar la cuerda, correr, montar en bicicleta o nadar, por lo menos tres días a la semana. Los niños deben realizar de 30 a 60 minutos de actividad aeróbica vigorosa en los días opuestos a los de levantamiento de pesas. Un entrenamiento de tonificación para niños en los días con entrenamiento de fuerza también puede comenzar con de 15 a 20 minutos de actividad aeróbica ligera, como caminar a paso ligero o trotar.

Consideraciones de seguridad y de locación

La supervisión de un adulto es un elemento crítico para mantener a los niños seguros durante sus entrenamientos. Los niños ponen a prueba su hombría con actividades de riesgo y tienden a sobreestimar sus habilidades. Un entrenador o un instructor con experiencia en la formación de jóvenes puede proporcionar una asistencia donde ayude a los niños a ejercitarse de manera segura. Los niños también responden mejor a la información visual, y los instructores pueden dar demostraciones visuales de las técnicas de entrenamiento apropiadas. ALgunos lugares y entornos de entrenamiento particulares pueden atraer más a los chicos. Según la Dra. Anita Sethi, los jóvenes prefieren mirar a grupos de caras. Por lo tanto, ejercitarse cerca de otras personas, en lugares como gimnasios escolares y centros de salud, pueden ser más atractivos que hacerlo en casa.

Más galerías de fotos



Escrito por miguel cavazos | Traducido por eduardo sanchez