Ruido de una caminadora en un apartamento

Ejercitarte en una caminadora en tu propio apartamento no es un pasatiempo completamente privado. El ruido de una caminadora viaja mucho más allá de tus propias paredes. La vibración podría sacudir los objetos sueltos en otras habitaciones o causar que posesiones valiosas caigan de los estantes. Para proteger tu propia casa y extender la cortesía a los vecinos, toma algunas precauciones sencillas que limitan el impacto de tu corrida.

Ubicación

Colocar tu cinta en el centro de la sala de entrenamiento provoca más ruido y vibración de lo necesario. El centro de un piso flotante se mueve más que los bordes, donde las vigas se conectan con las placas de la pared o los marcos de las bases. Mientras más apoyo coloques por debajo de la cinta de correr, menos vas a hacer que el edificio rebote cuando corres. Encontrarás la parte más fuerte del piso cerca de una esquina de intersección de una pared exterior que soporta la carga. Poner la cinta allí reduce el crujido y el ruido en la estructura del edificio.

Colocarla

Tu apartamento en planta baja puede no presentar una superficie perfectamente nivelada para los pies de la caminadora. Los pisos desiguales mantienen uno de los apoyos en el aire a menos de que esté bajo presión. Cuando se enciende, la cinta se flexiona y chilla, y el pie golpea ligeramente desalineado el suelo. Consulta el manual de la cinta para obtener asesoramiento sobre ajustes finos y configurar el equipo perfectamente lo más cerca de cuatro puntos de contacto como sea posible. Colocar una alfombra de amortiguación debajo de la caminadora compensa las pequeñas diferencias. Las colchonetas también evitan que las vibraciones de la máquina sacudan el edificio.

Ajustes

Dado que muchas cintas requieren montaje por el nuevo propietario, las conexiones flojas pueden causar problemas de ruido. Revisa las tuercas, pernos y tornillos después de haber terminado el proceso de montaje, y probablemente encontrarás varios que necesitan una vuelta extra. Cada vez que una etapa de montaje se complete, cambia la tensión en la totalidad del sistema. Si oyes ruidos nuevos cuando se enciende, busca accesorios nuevos. Una prueba rápida con una llave puede revelar problemas que no puedes ver con el ojo. Presta atención a la programación de mantenimiento proporcionada por el fabricante. Mientras el lubricante se desgasta y se estiran las partes, aumenta el ruido. La lubricación y ajuste hace que las cosas vuelvan a la normalidad.

Hora y técnica

Aprender las rutinas de los vecinos ofrece a los que usan caminadoras una de las mejores maneras de reducir el impacto sonoro en otras personas en el edificio. Si es posible, elige una hora de entrenamiento cuando los vecinos cercanos no estén en casa, y no hagas ejercicio cuando otros necesiten dormir. Presta atención a cómo cuando tus pies golpean la cinta caminadora se reduce el ruido y te da un mejor entrenamiento. Rebotar en forma vertical y golpear la cinta con los pasos crea ruido y vibraciones innecesarias y también indican una mala forma de correr.

Más galerías de fotos



Escrito por james young | Traducido por lucia ayala