Una rotura de ligamento en dedo pulgar

Un ligamento roto en el dedo pulgar por lo general afecta el ligamento colateral cubital, que se utiliza para pellizcar y agarrar. El ligamento también estabiliza el pulgar para que no se hiper-extienda o doble demasiado. Una rotura del ligamento colateral cubital es a menudo llamado pulgar de esquiador o el pulgar de guardabosque, el pulgar de esquiador describe una lesión aguda y el pulgar de guardabosque una lesión crónica, pero los términos se utilizan indistintamente.

Causa

Las lesiones del ligamento colateral cubital son generalmente el resultado de una fuerza repentina, llamada una fuerza en valgo, flexión del pulgar hacia atrás, lejos de la mano. El ligamento colateral cubital normalmente conecta dos huesos, el hueso metacarpiano y la primera falange, o proximal, del dedo pulgar, explica el sitio médico Joint Pain Info. El espacio entre los dos se llama metacaroflangeal (MCF). La fuerza repentina en el pulgar desgarra el ligamento, ya sea parcial o completamente. Una lesión aguda, como una caída en el pulgar extendido o una lesión por movimientos repetitivos por el uso excesivo puede provocar la ruptura del ligamento.

Síntomas

El dolor ocurre en el momento de la lesión. Después, el pulgar es inestable, es difícil de agarrar objetos con fuerza entre los dedos pulgar e índice. Los moretones y la hinchazón se pueden desarrollar en la base del pulgar. Si el ligamento se ha desgarrado por completo fuera de uno de los huesos, al final puede doblarse y formar una protuberancia que se puede sentir en la base del pulgar, según Orthogate, un sitio web de la Society of Orthopaedic Surgery and Trauma. Esta protuberancia se llama una lesión Stener.

Diagnosis

El personal médico evalúa el grado de lesión con pruebas de estrés, lo que implica doblar el pulgar y medir hasta qué punto el pulgar se puede mover fuera de la mano, en comparación con el pulgar ileso. La capacidad para mover el pulgar menos de 30 grados, o 15 grados más que el pulgar no lesionado, indica un desgarre parcial. Si el pulgar se puede mover más de 30 grados de la mano o más de 15 grados que el pulgar no lesionado, el diagnóstico es probable que sea un desgarro completo, reporta el Dr. Bruce Anderson en Up to Date, un sitio de información clínica en todo el mundo. Los rayos X se realizan para comprobar si hay fracturas; a veces una pequeña pieza de hueso, llamada una fractura por avulsión, se aparta del pulgar en el momento de la lesión.

Tratamiento

Si el ligamento no está completamente desgarrado, un molde puede ser utilizado por alrededor de seis semanas para estabilizar la articulación y permitir que el ligamento sane. Las bolsas de hielo ayudan al dolor y a disminuir la hinchazón. Si el ligamento está completamente desgarrado, la cirugía para reparar el ligamento si es necesario. Un yeso es normalmente usado durante seis a ocho semanas después de la cirugía para reparar un ligamento desgarrado en el pulgar.

Consideraciones

Incluso con la cirugía, puede haber complicaciones. Los nervios en el pulgar se pueden dañar, lo que resulta en entumecimiento. Rigidez, dolor y molestias persisten después de la cirugía, pero generalmente son reversibles con la terapia física y por lo general desaparecen en un año, dice laAmerican Association for Hand Surgery.

Más galerías de fotos



Escrito por sharon perkins | Traducido por mariana perez