Cómo rostizar un hueso de muslo para la pascua judía

Escrito por April Fox | Traducido por Ana Grasso
El hueso de muslo se coloca en el plato de seder junto con otros alimentos simbólicos durante la pascua judía.
Jupiterimages/liquidlibrary/Getty Images

Un hueso de muslo de cordero rostizado, conocido como zeroa (también se puede escribir zeroah o z´roah), se coloca en el plato de seder durante la pascua judía. Simboliza los dos corderos que fueron sacrificados en la víspera del éxodo de los antiguos judíos hacia Egipto. Un cordero fue sacrificado en la tarde anterior a la pascua judía en los años subsecuentes. Ahora, por su puesto, los corderos ya no son sacrificados y el hueso de muslo rostizado se coloca en el plato de seder como recordatorio de la primera pascua judía. El hueso de muslo también simboliza el brazo de Dios, como se lo menciona en la Biblia. Rostizar el hueso de muslo en el horno es una costumbre común en la tradición judía.

Visita a tu carnicero varios días antes de la pascua judía para asegurarte de encontrar un hueso de muslo para tu plato de seder.

Limpia tanta carne como sea posible del hueso de muslo.

Enciende el horno a 400 grados Fahrenheit.

Coloca el hueso de muslo en una bandeja para rostizar y colócala en el horno precalentado.

Rostiza el hueso de muslo por entre 40 y 60 minutos.

Quita el hueso de muslo del horno y deja que se enfríe. Envuélvelo completamente y almacénalo en el refrigerador hasta que estés listo para colocarlo en el plato de seder en la noche que inicia la celebración de la pascua judía.

Consejo

Usualmente puedes encontrar hueso de muslo en la carnicería o departamento de carne en el mercado.