La rosácea y los poros dilatados

Si padeces rosácea, las rojeces de la piel te pueden hacer sentir que todos te están mirando fijo debido a esto. La apariencia es semejante a la de una erupción y viene aparejada de dilatación en los poros, lo que puede causar ansiedad social así como también baja autoestima. Si sabes cómo minimizar la apariencia de la rosácea y los poros dilatados, mientras que controlas los brotes, podrás mejorar tu autoimagen.

Rosácea

La rosácea es un problema dérmico crónico que se caracteriza por tener rojez en el rostro. Según la National Rosacea Society (NRS por sus siglas en inglés), la rosácea aparece en pacientes mayores de 30 años, y las personas de tez blanca son quienes mayor riesgo de padecerla tienen. Los síntomas de la rosácea a veces incluyen rojeces persistentes, rubor, protuberancias similares a las del acné y vasos sanguíneos visibles. Algunos síntomas adicionales pueden ser irritación ocular, apariencia irregular de la piel, parches rojos, piel engrosada e hinchazón. Según la NRS, esto se diagnostica más frecuentemente en mujeres que en hombres. Sin embargo, los hombres padecen síntomas más graves.

Poros

Los poros son pequeños orificios en la piel que la protegen del medio ambiente y hacen emerger los aceites necesarios hacia su superficie. Los poros se pueden obstruir, lo que genera acné. Si padeces brotes de acné es muy probable que tengas los poros dilatados. Cuando el poro queda obstruido con un sebo que genera acné, este poro se dilata. Antes de los 25 años, la piel puede recuperarse y regresar a su estado original una vez que el poro se desobstruye, pero luego de esa edad la piel comienza a envejecer y perder elasticidad, por lo que el poro permanece dilatado. Cuando se padece de acné y rosácea, el cuadro se llama acné rosácea. Según la International Rosacea Foundation, los poros del rostro aumentan de tamaño y se vuelven más prominentes cuando hay acné rosácea. Además, el engrosamiento y la hinchazón de la piel causados por un tipo de rosácea llamada rinofima también hacen que los poros se dilaten.

Detonantes

La NRS encuestó a 1.066 pacientes con rosácea y descubrió que los tres mayores detonantes son la exposición al sol, el estrés y el clima caluroso. Los pacientes con rosácea tienen diferentes detonantes y no todos experimentan los mismos resultados a razón del mismo detonante. Existen cientos de fuentes que pueden causar un brote de rosácea, por lo que descubrir qué te afecta a ti te puede ayudar a suprimirla de tus actividades cotidianas. Algunos otros factores son el alcohol, la comida picante, el ejercicio y el viento.

Régimen

Usa un limpiador y una crema hidratante suave. No uses productos exfoliantes ya que esto te puede causar irritación. Busca productos para piel sensible que no contengan fragancia, como la marca Cetaphil. Siempre usa crema solar con FPS de 30 para minimizar los efectos que el sol tiene sobre la rosácea. Si es posible, busca una crema hidratante que ya contenga bloqueador solar para minimizar la cantidad de productos que usas en el rostro. Los cosméticos pueden ser detonantes, causar brotes de rosácea y hacer que la piel parezca manchada en las zonas donde hay poros dilatados, así que evita cubrirte todo el rostro con maquillaje.

Tratamiento

Los síntomas y detonantes de la rosácea pueden variar de paciente a paciente, por lo que los dermatólogos no necesariamente les recetarán los mismos tratamientos a todos. Pueden comenzar dándote muestras de productos para que pruebes y determines cuál es el mejor para ti. Las cremas tópicas son las que más se recetan. Sin embargo, también se puede dar medicación vía oral. Es imposible reducir el tamaño de los poros. No obstante, es posible reducir su apariencia. Lamentablemente, los métodos que existen para reducir la apariencia de los poros son demasiado abrasivos para los pacientes con rosácea. Los tratamientos para los poros pueden ser la exfoliación química y la dermoabrasión.

Más galerías de fotos



Escrito por melissa mcnamara | Traducido por noelia menéndez