¿La ropa que usan los niños afecta su aprendizaje?

A primera vista, puede parecer que la ropa tiene muy poco que ver con el aprendizaje. Pero dice el refrán, "la ropa hace al hombre", y esto puede ser también cierto para el ámbito educativo. En muchas comunidades, la vestimenta estandarizada o los uniformes están transformando a escuelas en lugares donde el aprendizaje se ve afectado positivamente.

Ambiente

Una escuela donde se espera que los estudiantes utilicen vestimenta estandarizada o uniforme escolar es un entorno donde los administradores y los profesores envían un mensaje claro de que los estudiantes necesitan ser académicos antes de estar a la moda. Aunque la expresión individual está aunada a la conformidad, tanto los estudiantes pobres como los acomodados comparten igualdad al momento de vestirse. Los estudiantes con uniformes también tienden a pensar de su escuela de una manera más positiva, según el Clearinghouse on Educational Policy and Management.

Seguridad

Los niños que se preocupan por su seguridad personal pueden tener dificultad para concentrarse. Las escuelas que obligan a los estudiantes a fajarse y utilizar pantalones que se ajusten a la cintura están tomando medidas para reducir la probabilidad de que los estudiantes vistan ropa holgada para ocultar armas. Las escuelas también suelen implementar una política que prohíbe a los estudiantes de llevar ciertos colores y símbolos; esto evita que los estudiantes anuncien el pertenecer a una pandilla. Las escuelas que optan por usar uniformes son fácilmente capaces de reconocer a los extraños ajenos y tomar medidas para eliminarlos; esto también puede reducir la violencia, así como el tráfico de drogas en el campus. Los estudiantes que no tienen que hacer frente a los problemas callejeros en el salón pueden concentrarse mucho más en lo académico.

Expectativas

Los uniformes y los códigos de vestimenta hacen que los estudiantes se enfoquen en la escuela, en lugar de en actividades sociales e ilícitas. Una escuela que permite a los estudiantes usar ropa relacionada con pandillas, prendas reveladoras o capuchas que esconden identidades está fijando bajas expectativas para el comportamiento del estudiante. Bajo estas circunstancias, es poco realista esperar que los alumnos se comporten apropiadamente en otras formas. El resultado final es que la escuela no será vista como un serio lugar académico por los padres, profesores, estudiantes y otros miembros de la comunidad.

Asistencia

La asistencia puede ser reforzada cuando las escuelas implementan uniformes escolares, según un estudio de la University of Houston llevada a cabo por el profesor de economía Scott Imberman. La asistencia escolar está directamente relacionada con el desempeño, ya que cuando los estudiantes asisten a la escuela regularmente, aprenden más. La ropa puede afectar negativamente la asistencia del estudiante cuando éstos llevan ropa inapropiada a la escuela y son enviados a casa por el resto del día.

Temperatura

Es importante que los estudiantes lleven ropa apropiada para el clima de la escuela. Los estudiantes que sientan demasiado calor o demasiado frío pueden comenzar a sentirse somnolientos o distraídos, y el aprendizaje se puede ver impedido. Los administradores escolares deben tener esto en cuenta al momento de redactar códigos de vestimenta o requisitos en los uniformes. La ropa también debe ser cómoda y no restrictiva, ya que los estudiantes deben sentarse durante gran parte del día.

Más galerías de fotos



Escrito por elise wile | Traducido por eduardo sanchez