Ropa para caminar

Caminar es un ejercicio de relativamente bajo impacto, y es más sencillo para muchas personas que trotar o practicar deportes. Si vas a integrar las caminatas en tu régimen de ejercicios, debes vestirte para la ocasión, con ropas y accesorios que varían en cierta manera de las prendas para otras actividades. Escoger ropa específica para caminar te hará estar más cómodo mientras te ejercitas.

Escoge tu calzado

Tu paso y la forma en que tus pies tocan el suelo cuando caminas es diferente que cuando corres, de modo que necesitas calzado para caminar antes de comenzar tu rutina. Esto evita incomodidad como la que produce el dolor en las espinillas durante y después de tu caminata, e incluso mejora tu postura fomentando una técnica adecuada. Escoge zapatos para caminar en lugar de zapatos para correr o para entrenamiento mixto, y verifica que éstos se amolden a tu talla y tu paso. Verifica que tengan el talón redondeado y que el calzado sea flexible en los mismos lugares en los que tu pie se dobla, en especial en el metatarso y en los dedos, que es la zona que usas para empujar al final de un paso.

Olvida el algodón

El poco peso del algodón y su respirabilidad lo hacen una opción tentadora para ropa de ejercicios, pero cuando realizas ejercicios, en particular, caminatas, éste puede hacerte sentir incómodo. El algodón absorbe la humedad, en especial tu sudor cuanto ejercitas. El sudor empapa a la ropa de algodón, haciéndola pesada e incómoda, y cuando el clima está frío, te brindará una desagradable sensación. En lugar de algodón, opta por materiales más aptos para la humedad como el polipropileno, que retira la humedad de tu cuerpo y te hará sentir más liviano y cómodo.

Vístete según el clima

Una de las cosas más importantes que puedes hacer a la hora de escoger tu ropa para caminar es vestirte de forma apropiada según el clima. Esto es relativamente fácil durante el verano, ya que usarás ropa que no absorba la humedad y que sea suelta y cómoda. En el invierno, las cosas se complican. Caminar hace que el cuerpo genere calor mientras ejercitas, de modo que no necesitarás mucha ropa luego de 15 minutos de caminar, en comparación con cuando recién comienzas. Vístete en tres capas para equilibrar la temperatura del cuerpo con el clima cuando hace frío. Comienza con una camiseta sintética que no absorba la humedad, luego una capa aislante de lana, y por último una capa que permita respirar, como una chaqueta ligera. Quita y reemplaza las capas según lo necesites durante tu caminata. Si hace mucho frío, usa bufanda, gorro y guantes al comenzar.

Las pequeñas cosas

No te olvides de las pequeñas cosas al escoger un equipo para caminar: esto es, medias y ropa interior. Tus medias deben tener un buen calce, ya que unas medias sueltas causarán incomodidad y ampollas. También puedes buscar medias que no tengan costuras en los dedos, las cuales se pueden correr durante el ejercicio. En cuanto a la ropa interior, la respirabilidad y que no se absorba la humedad es fundamental. Al igual que el resto de tu atuendo, evita el algodón de ser posible, porque éste se empapa en sudor y provoca erupciones e irritación. Escoge una tela sintética como el nailon, que evita la irritación que produce la humedad. La ropa interior para hacer ejercicio debe ser cómoda y ofrecer soporte.

Más galerías de fotos



Escrito por tom ryan | Traducido por mike tazenda