Cómo romper el hielo en un grupo de juego para niños

Los padres de los niños pequeños a menudo planifican el tiempo de juego de sus niños para que interactúen y se hagan amigos de otros niños. A pesar de que sus habilidades de comunicación son limitadas, los niños pueden participar en muchas actividades divertidas. Los juegos para romper el hielo son simples, fáciles de aprender y ayudan a que los niños pequeños se conozcan mejor en el próximo evento de grupo de juego.

Di hola

Haz que los padres se sienten en un círculo grande con los niños en sus regazos. Explícales a todos que cada niño debe presentarse diciendo su nombre. Una vez que el niño lo haga, los otros niños y sus padres deben cantar al unísono: "Di hola, di hola, di hola a (nombre del niño)". Ve alrededor del círculo hasta que cada niño tenga la oportunidad de decir su nombre y de recibir la canción especial de presentación. Dales instrumentos a los niños para que añadan música a sus canciones.

Sigue al líder

Encuentra un espacio abierto para que los niños se extiendan. Elige a un niño para que se ponga de pie en frente de los otros niños y desígnalo como líder. Otros niños del grupo deben seguir las acciones del líder. Por ejemplo, si el niño salta, el resto de los niños también debe saltar. Después de que el niño líder haya terminado, elige otro niño para que sea el líder y haz que haga otra actividad para que los otros niños hagan lo mismo. Sigue jugando hasta que todos los niños hayan tenido su turno.

Letras linterna

Haz que los niños pequeños se sienten en una habitación grande. Dile a un adulto que apague las luces. Recuérdales a los niños que no deben levantarse en la oscuridad por su seguridad. En una pared grande desnuda, utiliza una linterna para crear letras gigantes con un haz de luz. Haz que los niños se turnen para adivinar qué letra se dibuja en la pared. Si un niño adivina la letra correcta, recompénsalo con un premio. Sigue jugando hasta termines el alfabeto o hasta que los niños se cansen.

Caza crayón

Compra varias grandes cajas de crayones. Ocúltalos alrededor de la habitación. Dale a cada niño una bolsa de sandwich o una bolsa de papel. Los niños pequeños deben encontrar crayones como les sea posible y colocarlos en la bolsa. Los padres pueden ayudar a llevar las bolsas. Una vez que todos los niños hayan terminado, cuenta el número de crayones en cada bolsa. El niño que tenga más, gana el juego. Recompensa al niño que gane con un libro para colorear y deja que conserve sus crayones.

Más galerías de fotos



Escrito por wannikki taylor | Traducido por katherine bastidas