Ritmo cardíaco óptimo para el crecimiento del músculo

La mayoría de la gente considera que el monitoreo de la frecuencia cardíaca es más útil para la pérdida de peso y la salud cardiovascular. Sin embargo, tu ritmo cardíaco está tan ligado al entrenamiento exitoso para la formación de músculo como a la aptitud cardiovascular estándar. Debido a que tu ritmo cardíaco está tan relacionado genéticamente a la intensidad de tu entrenamiento, la supervisión es una forma sólida de encontrar tu zona de entrenamiento óptimo para la formación de músculo.

Ejercicio anaeróbico

Ejercicio anaeróbico significa literalmente sin aire u oxígeno. El ejercicio anaeróbico es una actividad física que requiere la producción de energía muy intensa durante un período relativamente corto de tiempo. Los ejemplos incluyen levantamiento de pesas, carreras de velocidad, entrenamiento de resistencia y subir pendientes. El ejercicio anaeróbico es el tipo más eficaz de ejercicio para la construcción de músculo. La frecuencia cardíaca óptima para este tipo de ejercicio está entre el 80 y el 90 por ciento de tu ritmo cardíaco máximo. La frecuencia cardíaca máxima es igual a 220 menos tu edad.

Ejercicio aeróbico

Ejercicio aeróbico significa, con aire u oxígeno. El ejercicio aeróbico implica ejercicios de intensidad moderada durante un período sostenido de tiempo, generalmente por lo menos 20 minutos. La natación, el ciclismo y la carrera son ejemplos de ejercicio aeróbico. Este tipo de ejercicio aumenta tu resistencia cardiovascular, que es la capacidad del corazón para proporcionar eficientemente sangre y oxígeno a los músculos activos. Como tal, el ejercicio aeróbico forma los músculos del corazón y los músculos que intervienen en la respiración, incluyendo los pulmones. La construcción de la fuerza en estos músculos es muy importante para prevenir las enfermedades del corazón y mejorar la condición física general. La capacidad aeróbica se encuentra en las frecuencias cardíacas que van de un 50 a un 80 por ciento de tu ritmo cardíaco máximo.

Control del ritmo cardíaco

La diferencia entre el ejercicio aeróbico intenso y el ejercicio anaeróbico para desarrollar músculo no siempre es fácil de notar. La mejor manera de controlar la diferencia es con un monitor de frecuencia cardíaca de calidad. Los monitores de ritmo cardíaco se usan generalmente en la muñeca como un reloj y usan sensores electrónicos delicados para controlar tu ritmo cardíaco y mostrarlo con claridad. Los monitores de frecuencia cardíaca pueden ayudarte a descifrar si estás entrenando en una zona de frecuencia cardíaca aeróbica o anaeróbica, lo que te permite construir músculo de manera más eficiente.

Dieta

Cuando te comprometes a un programa de ejercicios para ayudar a construir músculo, es importante mantener tu dieta. Si bien el ejercicio adecuado puede entrenar tus músculos para hacerte más fuerte, los alimentos que comes proporcionan los bloques de construcción esenciales para fomentar el crecimiento muscular. Mantén una dieta balanceada con alto contenido de proteínas. Los alimentos como la carne, el pollo, el pescado y la mayoría de los frijoles son altas fuentes de proteínas y aminoácidos necesarios para ayudarte a construir tus músculos en combinación con el programa de entrenamiento adecuado.

Más galerías de fotos



Escrito por patrick hutchison | Traducido por mar bradshaw