Mi ritmo cardíaco disminuye durante el ejercicio

Tu corazón funciona como una bomba que impulsa el suministro de oxígeno y combustible a través de tu cuerpo, mientras que al mismo tiempo elimina los residuos de modo que cada sistema puede funcionar eficientemente. Por lo general, tu ritmo cardíaco se eleva, bombeando más y con mayor frecuencia durante el ejercicio, para satisfacer las crecientes demandas de tus músculos. Ocasionalmente, sin embargo, podrías experimentar una fuerte disminución de la frecuencia cardíaca. Dependiendo de las circunstancias, esto puede o no ser motivo de preocupación.

Buenos signos potenciales

Una caída en el ritmo cardíaco podría ser una señal de que estás haciendo un buen progreso hacia tus objetivos de entrenamiento. Cuando el corazón es más fuerte y más eficiente, es capaz de bombear con menos frecuencia, pero con los mismos resultados. Por lo general, ya que tu nivel de condición física mejora, experimentarás una disminución de la frecuencia cardíaca en los primeros minutos de ejercicio.

Estilo de entrenamiento

Esta variación en la frecuencia cardíaca podría ser más o menos notable dependiendo de tu estilo de entrenamiento. Si, por ejemplo, sales a correr en estado estacionario en el que estás manteniendo el mismo ritmo todo el tiempo, lo más probable es que tu ritmo cardíaco se mantenga dentro de un pequeño rango. El entrenamiento de intervalo, sin embargo, donde el ritmo cambia drásticamente, es probable que resulte en saltos más grandes en la frecuencia cardíaca.

Preocupación por la salud

Si experimentas una disminución de la frecuencia cardíaca durante el ejercicio, sin embargo, podría ser una causa de preocupación. Esto es especialmente cierto si estás recibiendo tratamiento para una enfermedad cardíaca o has sido sometido a una cirugía de corazón en el pasado. Tu corazón podría estar luchando para cumplir con las exigencias de tu actividad y disminuyendo la frecuencia como resultado. Las variaciones del ritmo cardíaco tienen un patrón diferente para los pacientes del corazón que para los individuos sanos, tu médico te podrá sugerir qué pasos tomar.

Precauciones y consideraciones

Otras condiciones de salud, incluyendo la deshidratación, así como los trastornos de los sistemas endocrino y nervioso, de los riñones o del hígado, también podrían estar relacionados con una disminución de la frecuencia cardíaca. Como medida de precaución, es aconsejable consultar a tu médico antes de comenzar cualquier rutina de ejercicios.

Más galerías de fotos



Escrito por jonathan thompson | Traducido por mar bradshaw