Ritmo cardíaco después del ejercicio

A pesar de una aceleración del ritmo cardíaco después del ejercicio puede ser inquietante y aterradora, generalmente es una condición inofensiva. Sin embargo, debido a que es un síntoma preocupante, es importante entender cómo tratarlo y saber cuándo buscar atención médica para ello.

Síntomas

Un ritmo cardíaco acelerado puede variar en gravedad, desde una sensación desagradable de los latidos del corazón, hasta un golpeteo aterrador que es realmente visible por debajo de la piel. Este ritmo cardíaco acelerado se puede sentir en el cuello, la garganta y el pecho, y puede persistir incluso después de terminar el ejercicio. También puede ir acompañado de una sensación de aleteo, latidos irregulares, o la sensación de que el corazón está bombeando la sangre con mayor fuerza que la habitual.

Tratamientos

Enfría al terminar tu rutina de ejercicios para recuperar gradualmente el ritmo cardíaco normal. Por ejemplo, si corres, reduce el ritmo hasta llegar a caminar en los últimos cinco minutos de la rutina. Intenta una técnica de relajación, como la relajación muscular progresiva, donde tensas todos los músculos y poco a poco relajas cada uno, desde los dedos de los pies hasta la cabeza. También podrías practicar tai chi o yoga después del ejercicio.

Consideraciones

Algunos de los factores subyacentes y condiciones tales como tabaquismo, estrés crónico, malos hábitos de ejercicio, presión arterial alta, una dieta poco saludable y niveles altos de colesterol, pueden hacerte más susceptible al palpitaciones cardíacas aceleradas relacionadas con el ejercicio. Si tu médico descarta una condición de salud subyacente, es una buena idea ignorar el ritmo acelerado del corazón después del ejercicio, a menos que notes un cambio o un aumento repentino de su intensidad.

Advertencias

Llama a un médico si nunca antes has experimentado palpitaciones cardíacas, o si tienen factores de riesgo cardiovascular como diabetes o presión arterial alta. Además, busca atención médica inmediata si la aceleración del ritmo cardíaco es acompañada de molestias o dolor en el pecho, mareos, desmayos y falta de aliento. Estos podrían ser signos de problemas de salud más graves, como ataque cardiaco, insuficiencia cardíaca o incluso derrame cerebral.

Más galerías de fotos



Escrito por rose erickson | Traducido por sergio mendoza