Cómo bajar el ritmo cardíaco al correr

Correr se define generalmente con un ritmo de al menos 10 minutos por milla. Cualquier cosa más lenta se define como trotar. Los corredores que compiten pueden determinar su frecuencia cardíaca máxima tomando 220 y restando su edad. Generalmente los corredores calculan un porcentaje de esta frecuencia cardíaca máxima para planear sus entrenamientos. Si prefieres correr y bajar tu ritmo cardíaco por razones médicas o para aumentar tu nivel de quema de grasa, hay varias maneras de hacerlo.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. Disminuye la velocidad. Esto significa que en lugar de correr una milla en ocho minutos, corre una milla en 10 minutos. Verifica tu pulso después de correr durante al menos 15 a 20 minutos para saber como estás exactamente.

  2. Baja los brazos para reducir tu frecuencia cardíaca. Si mantienes los brazos alzados a nivel del pecho mientras corres, tu ritmo cardíaco aumenta a medida que estás moviendo los brazos en o por encima del nivel del corazón, haciendo más esfuerzo. Para disminuir tu ritmo cardíaco, baja los brazos hacia tus caderas o incluso más abajo mientras corres.

  3. Corre en terreno plano al aire libre, o sin colinas o pendientes en una caminadora para reducir tu esfuerzo global y también disminuir el ritmo cardíaco. Esto es inmediatamente evidente cuando tomas tu frecuencia cardíaca mientras corres en una colina al aire libre y otra vez en al correr sobre terreno plano. Cualquier inclinación elevará tu ritmo cardíaco. Usar un monitor cardíaco también te dará retroalimentación inmediata. Por lo general, las personas que corren trabajan con una frecuencia cardíaca de aproximadamente el 70 por ciento de su ritmo cardíaco máximo, dependiendo de su edad y nivel de condición física.

Más galerías de fotos



Escrito por sava tang alcantara | Traducido por mariana groning