Rigidez en los tendones al correr

Los tendones rígidos reducen tu rango de movimiento, lo que afecta tu capacidad para funcionar sin problemas. Siempre toma medidas preventivas, como estirar y calentar para mantener tus músculos y tendones flexibles. Si los haces funcionar con la rigidez del tendón y el dolor, hay una buena posibilidad de que se produzcan lesiones en la parte baja de la pierna y de los tendones de la rodilla, lo que significa que tendrás que tomar un descanso de correr e incluso podrías necesitar una cirugía.

La importancia del calentamiento

El calentamiento antes de correr prepara a tus tendones y a los músculos de la tensión del lugar por donde correrás. Si no calientas, los tendones se vuelven rígidos. Un calentamiento ligero, como trotar en el lugar aumenta la circulación de la sangre, que transporta el oxígeno vital y los nutrientes a las piernas. Trotar o caminar en el lugar es ideal porque imitan el movimiento del funcionamiento real. Esto se conoce estiramiento específico del deporte.

Importancia del estiramiento

El estiramiento también previene la mayoría de las lesiones en las piernas, ya que permiten a tus tendones y músculos alargarse con el ejercicio. Los tendones rígidos pueden llegar a sobrecargar, inflamar, irritador o desgarrarse al correr y en otras actividades físicas. Cualquier estiramiento de pierna es beneficioso para los corredores, pero como mínimo deben estirar tu tendón de Aquiles, los cuádriceps y los isquiotibiales.

Estiramientos

Estirar los músculos también estira los tendones ligados a estos, porque los tendones conectan los músculos a los huesos. Por lo tanto, el estiramiento de los muslos también estira los tendones de las rodillas que pueden poner rígidos en dura marcha. Mantén los estiramientos por un mínimo de 15 segundos y completa cuatro repeticiones por lado. Para estirar el tendón de Aquiles, ponte de pie coloca la parte superior de un pie en un escalón con el talón colgando fuera del borde. Dobla la rodilla a medida que te inclinas hacia adelante. Estira las piernas de esta manera. Para estirar los cuádriceps y los tendones lo que conectan, haz un estiramiento de rodillas. Arrodíllate sobre tu rodilla derecha con el pie izquierdo en el suelo, y empujar las caderas hacia delante. Puedes aferrarte a una silla o colocar tu mano en una pared para mantener el equilibrio, si es necesario. Repite en el otro lado. Para estirar los músculos isquiotibiales, coloca un pie plano sobre una mesa o banco con la rodilla doblada. Inclínate hacia delante para llevar su esternón hacia tu muslo.

Condiciones

La tendinitis de Aquiles es una condición común en los corredores que se puede desarrollar a partir de los tendones rígidos. Es una inflamación del tendón que conecta el hueso del talón y los músculos de la pantorrilla. Reducir la frecuencia de los entrenamientos, colocar hielo en el área después de una carrera y buscar la ayuda de un fisioterapeuta son los tratamientos. También es posible, aunque menos común, que los tendones de la rodilla o del pie puedan romperse por el funcionamiento y el uso excesivo. La cirugía es a veces la única opción. Mantén esta posibilidad en mente al considerar que atraviesas por el dolor y la rigidez.

Más galerías de fotos



Escrito por sarka-jonae miller | Traducido por martín giovana