Los riesgos de los suplementos de magnesio

El magnesio es esencial para la salud general. El mineral está implicado en cientos de reacciones en el cuerpo y una ingesta adecuada puede ayudar a prevenir enfermedades crónicas como la diabetes tipo 2, la enfermedad cardiovascular, la osteoporosis, el asma, dolores de cabeza de migraña y depresión. El magnesio se puede encontrar en la mayoría de alimentos como verduras, legumbres y granos enteros. Conseguir demasiado magnesio de los alimentos es poco frecuente, la mayoría de los estadounidenses no reciben suficiente de su dieta y a menudo recurren a suplementos para llenar los vacíos. Sin embargo, demasiado suplemento de magnesio puede conducir a problemas graves de salud.

Molestias abdominales

El exceso de suplemento de magnesio se ha sabido que causa diarrea, náuseas, dolor de estómago y calambres abdominales. El carbonato de magnesio, cloruro, gluconato y óxido son los más asociados con estos síntomas. El consumo de grandes cantidades de leche de magnesia, sales de Epsom tomadas como laxantes o antiácidos pueden causar estos síntomas.

Hipermagnesemia

Tomar grandes cantidades de suplemento de magnesio, normalmente más de 5,000 miligramos por día puede conducir a un problema de salud grave llamado hipermagnesemia, en el que el nivel de magnesio en la sangre alcanza un nivel tóxico. Puede conducir a presión arterial muy baja, náuseas, vómitos, dificultad para respirar, paro cardiaco y muerte. El riesgo de desarrollar hipermagnesemia aumenta para aquellos con función renal reducida, ya que los riñones ayudan a eliminar el exceso de magnesio del cuerpo.

Interacciones medicamentosas

Los suplementos de magnesio pueden interactuar con ciertos medicamentos, lo que puede interferir con los efectos de los medicamentos o la capacidad de absorber o excretar el magnesio del cuerpo. Los suplementos de magnesio se ha sabido que interactúan con los medicamentos para la diabetes, la presión arterial, diuréticos y terapia de reemplazo hormonal. Además, los suplementos de magnesio pueden interactuar con antibióticos, como la tetraciclina, la doxiciclina y Cipro (ciprofloxacina). Habla con tu médico antes de tomar suplementos de magnesio, si estás en medicación.

Ingestas recomendadas

La ración dietética recomendada para los adultos de 19 a 30 es de 310 miligramos de magnesio para las mujeres y 400 miligramos para los hombres cada día. Después de los 30 años, las necesidades diarias de magnesio aumentan a 320 miligramos para las mujeres y 420 miligramos para los hombres. Lo mejor es conseguir el magnesio de los alimentos, ya que está disponible en una variedad de verduras, frutas, granos enteros, nueces, semillas y legumbres. Los hombres y mujeres mayores de 19 años deben tener no más de 350 miligramos de magnesio de suplementos cada día a causa de los riesgos asociados con el exceso de magnesio de suplementos.

Más galerías de fotos



Escrito por jennifer gill | Traducido por gabriela nungaray