Riesgos para la salud de las dietas vegetarianas

Los beneficios de una dieta libre de carne incluyen menor riesgo de enfermedades del corazón, de obesidad, diabetes y ciertos tipos de cáncer. Pero los vegetarianos que hacen malas elecciones de alimentos, como centrar su dieta en pizza, pasta y alimentos procesados, pueden ganar libras que los ponen en riesgo de problemas de salud crónicos. Los vegetarianos que no comen huevos o productos lácteos deben optar por alimentos que previenen las deficiencias de vitaminas B-12 y D, y de los minerales calcio y zinc.

Deficiencia de vitaminas

Obtendrás un montón de proteínas en una dieta vegetariana si incorporas una saludable mezcla de frijoles y legumbres, granos enteros, nueces y semillas en tu régimen. Sin embargo, algunas vitaminas son más difíciles de conseguir cuando no comes alimentos de origen animal. Una deficiencia de vitamina B-12, lo que puede resultar en anemia perniciosa, es un riesgo para los vegetarianos estrictos que no comen huevos y productos lácteos. Una cantidad suficiente de vitamina D, necesaria para ayudar a absorber el calcio, también puede ser difícil de conseguir en una dieta basada en vegetales. Añadir soja fortificada o leche de arroz a tu plan de alimentación puede ayudar a prevenir estos problemas.

Deficiencia de minerales

Los vegetarianos que no comen productos lácteos pueden obtener suficiente calcio de los alimentos como el tofu y el tempeh, soja fortificada, leche de arroz, jugo de naranja fortificado, brócoli, verduras de hoja verde y almendras. El zinc, un mineral antioxidante que ayuda al sistema inmunológico, abunda en los alimentos de origen animal, pero también se puede encontrar en los garbanzos, judías blancas, frijoles, germen de trigo y semillas de calabaza. Habla con tu médico o nutricionista acerca de la complementación si estás preocupado por cualquier deficiencia de nutrientes, mientras sigues una dieta vegetariana.

Más galerías de fotos



Escrito por paula martinac | Traducido por sofia loffreda