Riesgos para la salud del chile picante

El chile picante, o rojo, proviene de las guindillas machacadas. El componente que da al chile picante su mordedura es la capsaicina, un extracto de los pimientos. Estudios en el Cedars-Sinai Medical Cente preliminarmente sugieren que la capsaicina es beneficiosa para la salud y puede ayudar a combatir el cáncer de próstata. Pero cuando comen más que se complementan, el chile picante puede causar irritaciones varias.

Problemas en la boca

Antes de que la capsaicina pueda llegar a tu sistema, debe pasar por tu boca y puede causar una variedad de problemas. Es cáustico a las membranas mucosas y literalmente puede quemar tus papilas gustativas.

Problemas de digestión

El calor de la capsaicina puede causar reflujo y ardor de estómago cuando la pimienta llega tu estómago e interactúa con el ácido allí. Esto también puede ocasionar náuseas. La capsaicina tenía una reputación merecida por causar úlceras, pero las investigaciones han mostrado que mientras que puede agravar el dolor de la úlcera, no desarrolla úlceras. Cuando el chile picante pasa a través y fuera de tu sistema, puede incitar una diarrea dolorosa y ardiente. Cuanto más comas, más probable es que se produzca.

Asma

En cantidades lo suficientemente altas, el chile picante puede desencadenar un ataque en los enfermos de asma causando pasajes aéreos con espasmo. Esto puede ser potencialmente peligroso si no tienes un inhalador o medicación cerca. Deberías alejarte del chile picante si eres propenso a tener problemas bronquiales, pero si te sorprende y sin querer comes algo que contenga picante, los antihistamínicos a veces pueden ayudar.

Accidentes

No todos los problemas con el chile picante provienen de comerlo. Si lo usas en la cocina y te cae un poco en los ojos, el resultado puede ser extremadamente doloroso y puede rasgar los ojos profusamente. Evita frotarlos cuando trabajes con productos de capsaicina. La utilización de guantes puede ser útil porque si permanece en tu piel, puede ocurrir una reacción similar a las quemaduras solares como una picadura incómoda.

Recomendaciones

Si consumes una alta dosis de chile picante y te causa malestar, come algo absorbente, como el pan. Tu primer instinto será un trago de agua, pero esto sólo extenderá la capsaicina en toda la boca y acelerará su camino a tu estómago. Cuando lo hayas comido, hay poco más que puede hacer para mitigar los efectos secundarios hasta que pase a tu sistema. Si lo pegas en la piel, quítalo con agua o vinagre. Los ungüentos para adormecer, como los adquiridos con receta para los dolores de muelas, pueden ayudar a aliviar la molestia de boca.

Más galerías de fotos



Escrito por beverly bird | Traducido por maria gloria garcia menendez