Los riesgos para la salud de la cocción en aluminio

Según "Health Canada", cocinar una comida en un recipiente de aluminio puede añadir alrededor de uno a dos miligramos de aluminio en tu comida. La estimación de la Organización Mundial de la Salud dice que la gente puede consumir cerca de 50 miligramos al día sin generar daño, y la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos no ha establecido un límite máximo de consumo.

Enfermedad de Alzheimer

En la década de 1970, un investigador canadiense publicó un estudio que afirma que había encontrado altos niveles de aluminio en el cerebro de pacientes con Alzheimer. Desde entonces, la investigación ha avanzado y retrocedido sobre la posible conexión entre el aluminio y el Alzheimer. Algunos estudios parecen sugerir una relación entre la enfermedad y los altos niveles de aluminio en las aguas subterráneas, mientras que otros no muestran ninguna. Hasta el momento, no existe una conexión clara y probada entre los dos, pero muchas personas todavía prefieren evitar los utensilios de cocina de aluminio y las latas.

Enfermedades

El problema de salud más común debido a la sobre exposición de aluminio tiene más que ver con el polvo de aluminio inhalado que con el aluminio disuelto en los alimentos. Las personas que trabajan por un largo período de tiempo en un ambiente contaminado con polvo de aluminio pueden desarrollar una tos o un pecho anormal. Las personas con problemas renales pueden tener dificultades para eliminar el exceso de aluminio de su cuerpo, ya que se acumula con el tiempo y puede conducirse a los huesos y ocasionar trastornos cerebrales. El aluminio, sin embargo, no se ha demostrado que cause cáncer.

Prevención

Para minimizar la cantidad de aluminio que se disuelve en tus comidas, evita cocinar alimentos ácidos, como los tomates y el ruibarbo, en recipientes de aluminio. No almacenes las sobras de comida en éste tipo de recipientes, porque cuanto más tiempo la comida se sienta, más aluminio puede penetrar en ella. Como una mayor cantidad de aluminio puede desprenderse de cacerolas viejas y gastadas, desecha los utensilios de aluminio que estén viejos. Al reemplazarlos, considera la adquisición de cacerolas de aluminio anodizado.

Alternantivas

Las cacerolas de aluminio son livianas y de bajo costo, lo que las hace una buena opción para las personas recién instaladas o para acampantes. Otros materiales frecuentemente utilizados en los utensilios de cocina incluyen el cobre, hierro, aluminio anodizado, acero inoxidable, cerámica o vidrio. El cobre y el acero inoxidable aún tienen algunos riesgos de transferencia de metal en la comida. El revestimiento duro del aluminio anodizado reduce la cantidad de aluminio que se disuelve en la comida, por lo que constituye una buena opción. Si deseas obtener un beneficio para tu salud evitando la transferencia de metales de los utensilios a los alimentos, considera el uso de hierro fundido, ya que puede proporcionar cerca del 20 por ciento de la cantidad diaria de tolerancia recomendada para éste metal.

Más galerías de fotos



Escrito por valerie webber | Traducido por florencia denise blanes