Riesgos de poseer altos niveles de vitamina D3

La vitamina D es una vitamina soluble en grasa que construye y mantiene los huesos de acuerdo con la University of Maryland Medical Center (UMMC). La vitamina D3, también llamada colecalciferol, se produce en la piel cuando se expone a la luz solar y se convierte en biológicamente activa después de las reacciones químicas en el hígado para producir el calcidiol, seguido en los riñones para fabricar el calcitriol, según los National Institutes of Health Office of Dietary Supplements. Un exceso de vitamina D3 tiene riesgos para la salud.

Toxicidad


Niña cuidando de su abuela luego de estar en el hospital.

Mientras que la ingesta recomendada de vitamina D es de 200 UI (unidades internacionales) por día para adultos de 50 años y menores, y 400 a 600 UI para los adultos mayores de 50 años de edad, muchos expertos recomiendan a los adultos de todas las edades tomar de 1.000 a 2.000 UI de vitamina D por día. La toxicidad de vitamina D, también llamada hipervitaminosis D, puede darse cuando tomas demasiada vitamina D3 en forma de suplemento. La toxicidad de la vitamina D puede causar serios problemas de salud, especialmente si sufres de problemas en el corazón, riñón o hígado. Las cantidades excesivas de vitamina D3 pueden aumentar los niveles de calcio en sangre, síntoma también llamado hipercalcemia, que a su vez puede causar síntomas que incluyen náuseas, vómitos, debilidad, falta de apetito, pérdida de peso, estreñimiento, confusión y alteraciones del ritmo del corazón. La investigación realizada por U. Querfeld publicada en "Pediatric Nephrology" en 2010 informa que la toxicidad de la vitamina D en los niños y adolescentes se asocia con complicaciones cardiovasculares y con la enfermedad renal crónica.

Cálculos renales


Paciente en la cama del hospital.

El exceso de vitamina D3 en mujeres posmenopáusicas puede aumentar el riesgo de cálculos renales. La investigación realizada por Rebecca Jackson, publicada en el "New England Journal of Medicine", en 2006 estudió los efectos de la ingesta y los suplementos de vitamina D3 y calcio sobre el riesgo de fracturas de cadera en mujeres postmenopáusicas con más de 7 años en ese estado y encontró que los suplementos de 400 UI de vitamina D3 y 1000 mg de carbonato de calcio no redujeron significativamente las fracturas de cadera, pero aumentaron el riesgo de cálculos renales en un 17 por ciento.

Cáncer de páncreas


Doctor hablando con su paciente.

La Cleveland Clinic indica que muchas personas no reciben suficiente exposición al sol y requieren suplementos de vitamina D en cantidades que oscilan entre 1.000 y 5.000 UI de vitamina D3 por día. Además, señalan que es posible que necesiten dosis aún más altas de vitamina D3 si sufren de enfermedad celíaca o están siendo sometidos a una cirugía bariátrica. Sin embargo, el exceso de vitamina D3 puede aumentar el riesgo de cáncer. La investigación realizada por Rachael Stolzenberg-Solomon publicada en "Cancer Research" en 2006 descubrió inesperadamente que las concentraciones más altas de vitamina D en sangre se asocian con un riesgo incrementado en un 300 por ciento de tener cáncer de páncreas, a pesar del hecho de que el páncreas utiliza vitamina D3.

Más galerías de fotos



Escrito por jeffrey traister | Traducido por gabriela nungaray