Los riesgos de niveles altos de hierro en la sangre

El hierro, que se clasifica como un mineral esencial, es vital para mantener la vida, pero también puede ser tóxico en niveles altos. El cuerpo regula de forma natural la cantidad de hierro en la sangre, lo que te permite absorber más hierro cuando sea necesario y menos cuando no se necesita. Las condiciones que interfieren con la regulación interna, o una sobredosis de suplementos de hierro, aumentan el riesgo de efectos adversos causados ​​por los altos niveles de hierro en la sangre.

Condiciones genéticas


Examinar la sangre.

El término hemocromatosis hereditaria describe un grupo de enfermedades genéticas que afectan a la descomposición y el uso de hierro y conducen a una sobrecarga del mineral. Cuando tienes niveles altos de hierro en la sangre, el hierro se acumula en los órganos, como el hígado, pudiendo dañar los órganos. Causa enfermedades graves como la cirrosis del hígado, que se caracteriza por la acumulación de tejido cicatrizado que interfiere con la función normal del hígado, diabetes, daño del músculo cardíaco y problemas en las articulaciones. Aunque la anemia por deficiencia de hierro es el tipo más común de anemia (trastorno de un número mínimo de funcionamiento de las células rojas de la sangre), puede ocurrir debido a una condición genética. En este caso, el cuerpo trata de producir más glóbulos rojos, por lo que absorbe más hierro. El hierro permanece en la sangre causando una sobrecarga del mineral.

Envenenamiento por hierro


El vómito puede ser un efecto secundario de la intoxicación por hierro.

Linus Pauling Institute informa que una sobredosis accidental de suplementos de hierro es la principal causa de muertes por envenenamiento en niños menores de 6. Los síntomas de intoxicación aguda por hierro, que incluyen náuseas, vómitos, dolor abdominal, deposiciones negras, debilidad, pulso rápido, presión arterial baja, dificultad para respirar y coma, pueden ocurrir a dosis de 20 a 60 mg/kg de peso corporal. Aunque los médicos consideran que una dosis de 200 a 250 mg/kg de peso corporal es la dosis letal, la gente ha muerto con dosis menores a estas.

Enfermedad cardíaca


Comprobación del corazón.

Los altos niveles de hierro en la sangre aumentan el riesgo de daño a las células causado por los radicales libres (moléculas formadas como subproductos de las reacciones normales que interviene el oxígeno). Los radicales libres pueden dañar las células que recubren los vasos sanguíneos, aumentando el riesgo de aterosclerosis, promoviendo la acumulación de placa y restringiendo el flujo de sangre que puede conducir a enfermedades del corazón. el National Institute of Health y el Linus Pauling Institute informan que los estudios de investigación se centraron en el efecto de los niveles altos de hierro en las enfermedades del corazón, produciendo resultados contradictorios. En la ausencia de un vínculo sólido, se debe evitar el exceso de ingesta de hierro.

Diabetes


Diabético.

Los pacientes que sufren de diabetes o síndrome metabólico, caracterizado por altos niveles de glucosa en la sangre debido a una resistencia a la insulina, muestran niveles normales más altos de hierro en la sangre. Además, los pacientes con hemocromatosis hereditaria tienen un mayor riesgo de desarrollar diabetes. Los estudios clínicos deben llevarse a cabo para determinar la relación entre los altos niveles de hierro y el riesgo de diabetes y para determinar si la reducción de su nivel de hierro puede ayudar a prevenirla, según el Linus Pauling Institute.

Más galerías de fotos



Escrito por stephanie chandler | Traducido por daniela laura arjones