Riesgos de salud para los bebés que están cerca de pacientes que reciben quimioterapia

Escrito por Sharon Perkins
La exposición a los fármacos de quimioterapia puede ser peligrosa.

Los medicamentos de quimioterapia son fármacos potentes con efectos secundarios peligrosos. Pero los pacientes de quimioterapia normalmente no se alejan por completo de los bebés o niños pequeños, ni deben hacerlo. Sin embargo, deben tener precauciones específicas no sólo para protegerse de las enfermedades que tienen los bebés, sino también para proteger al bebé de cualquier efecto de la quimioterapia, como tener las pastillas de quimioterapia alejadas del área donde el bebé pudiera encontrarlas y tragarlas. Los pacientes de quimioterapia por sí mismos no representan un riesgo para los bebés, pero los bebés pueden serlo para los pacientes, y el contacto directo con los fluidos corporales de los pacientes de quimioterapia puede hacerles daño.

Riesgos de contacto

Los agentes de la quimioterapia están presentes hasta 48 horas después del tratamiento en fluidos como orina, lágrimas, heces fecales o vómito, de acuerdo con la Clínica de Cleveland. La exposición a dichos fluidos puede presentar un riesgo de absorción para un niño que esté expuesto a ellos. Los fármacos de quimioterapia también se han encontrado en las calles, pisos, picaportes y basureros, reporta MSNBC. Los pacientes de quimioterapia deben lavarse las manos cuidadosamente después de usar el retrete para evitar la contaminación en otras superficies. Se debe jalar la cadena del retrete dos veces o, si es posible, el paciente debe usar un baño separado. Un bebé que visita a un paciente que recibe quimioterapias no debe tocar las superficies potencialmente contaminadas de la habitación. Si el bebé entra en contacto con fluidos corporales o superficies potencialmente contaminadas, lava el área tocada perfectamente con agua caliente y jabón.

Riesgos de cáncer

Estudios recentes muestran que los trabajadores médicos que se exponen repetidamente a agentes de quimioterapia pueden tener un riesgo más alto de desarrollar cáncer que aquellos que no, reporta MSNBC. Mientras que una sola exposición a un fármaco de quimioterapia no causa efectos duraderos, la Clínica de Cleveland afirma que se deben evitar las exposiciones repetidas. La persona que recibe quimioterapias no representa un peligro para un bebé.

Riesgos para el paciente

Una persona que recibe quimioterapia tiene una susceptibilidad mayor de lo normal a las infecciones. Un bebé enfermo puede transmitir bacterias o virus a un paciente en quimioterapia. Incluso un resfriado puede causar enfermedades graves, así que un bebé que estornuda debe estar alejado del paciente. Los bebés que recientemente recibieron la vacuna contra el sarampión, varicela o polio, no deben visitar a personas que reciben quimioterapia, afirma el Instituto Nacional de Cáncer. Una persona que recibe quimioterapia debe usar una máscara para evitar la contaminación por vías respiratorias cuando está cerca de un bebe.