Cómo revivir un sostén push up

Los sostenes push up con relleno levantan los senos, dan la ilusión de un tamaño de taza mayor, pero como cualquier pieza de lencería delicada, los sostenes push up tienen una vida útil limitada. Luego de un par de vueltas en la máquina lavadora, estos corpiños pueden perder su habilidad de darte soporte. Afortunadamente, puedes revivir este tipo de sostén reemplazando algunas partes y cambiando el modo en que cuidas de esta prenda. Haz que tu inversión en prendas dure un poco más reviviendo sostenes con mucho uso.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Kit de reparación de aros de alambre
  • Aguja
  • Hilo
  • Almohadillas de sostén
  • Clip de sostén

Instrucciones

  1. Examina el sostén para ver si alguna parte del aro de alambre está roto o sobresaliendo. Compra un kit de reparación de aros de alambre en una tienda de lencería. Utiliza el kit para reemplazar el aro de alambre roto. Cose el borde del sostén para mantener el aro en su lugar.

  2. Observa el interior del sostén para ver las aperturas tipo bolsillo. Remueve las almohadillas del sostén. Reemplaza las almohadillas planas por otras nuevas. Si tienes almohadillas removibles dentro de tus sostenes push up, remuévelas antes de lavar el sostén en la lavadora. Lava las almohadillas a mano para mantenerlas limpias y esponjosas.

  3. Afloja los breteles de los hombros entre 1/2 y 1 pulgada. Desliza el clip del sostén sobre tu bretel frontal derecho. Muévelo sobre tu hombro y hacia la parte trasera. Toma el otro bretel y deslízalo en la dirección opuesta al clip del sostén. Ajusta el clip para más comodidad. El clip del sostén levantará los senos y compensará el elástico estirado en los breteles.

Consejos y advertencias

  • Lava los corpiños push up a mano y cuélgalos para que se sequen.
  • Rellena las tazas del sostén con un rollo de medias mientras lo almacenas para retener la forma moldeada.
  • Los sostenes con tela rasgada o elásticos extremadamente desgastados pueden ser insalvables.

Más galerías de fotos



Escrito por mimi bullock | Traducido por ana grasso