Revisión sobre la terapia de luz azul para el acné

Aprobada por la Administración de alimentos y drogas de E.E.U.U., la terapia de luz azul está siendo ampliamente utilizada para tratar el acné. Debido a la eficacia de esta terapia en la eliminación de bacterias, muchas víctimas del acné que lo utilizan han encontrado que su necesidad de aplicar ungüentos y cremas se ha reducido y, en algunos casos, aliviado.

Función

Sin luz ultravioleta involucrada, el tratamiento con luz azul normalmente se administra en sesiones de 15 minutos durante un máximo de dos semanas o más. La luz con una medición de 405 a 420 nm es aplicada a las zonas infectadas y no se ha conocido algún caso en el que haya sido perjudicial para la piel.

Tipos de aplicaciones

Mientras que algunos pacientes prefieren ser tratados con luz azul a través de un médico, otros prefieren aplicar el tratamiento en casa. Existen varios modelos de terapia de luz azul que se pueden aplicar sin el coste adicional que involucra ver a un doctor. La mayoría de los modelos eran vendidos, en 2010, en un rango de US$190 a US$300 y son fáciles de usar.

Efectos secundarios

A pesar de que la evidencia de que la terapia de luz azul provoca daño en la piel no existe, los pacientes sí experimentan enrojecimiento temporal y sequedad leve en las zonas tratadas. La terapia de luz azul es eficaz contra la bacteria común que causa el acné, P. acnes. Sin embargo, a los pacientes que sufren de lesiones de acné noduloquístico no se les aconseja utilizar tratamientos con luz azul, ya que ésta puede lograr que la lesión empeore.

Más galerías de fotos



Escrito por jim hagerty | Traducido por luis alberto fuentes schwab