Revisión de ruedas de bicicleta de carrera

Las ruedas de bicicleta de carrera son el equilibrio perfecto entre fuerza y ​​peso ligero. Los rayos de una rueda de bicicleta de carrera funcionan a través de la tensión, dando a la rueda una fuerza increíble para su peso. Los materiales en la llanta y la cantidad de rayos de la rueda determina su resistencia a la deformación, pero aumenta en la durabilidad que debe ser sopesada ​​frente a un aumento de peso de la rueda de la bicicleta óptima. Los corredores de diferentes pesos tendrán que darse cuenta de las tensiones adicionales que están poniendo en las ruedas antes de determinar dónde está el mejor equilibrio.

Buenos materiales

Las mejores ruedas de bicicleta están hechas de fibra de carbono. Este material tiene la más alta relación de resistencia-peso en la construcción de ruedas moderna, y la capacidad de dar forma fácilmente al material para que la aerodinámica le de a las ruedas que se encuentran en las bicicletas de carrera más rápidas una clara ventaja sobre ruedas tradicionales de bicicleta de aluminio. Para las competiciones de ciclismo profesional, las ruedas de fibra de carbono son ubicuas. Para los pilotos que buscan ahorrar dinero, las llantas de aluminio cuestan cientos de dólares en lugar de miles, y pueden ser reemplazadas si están dañadas en un accidente por un precio mucho más bajo. Esto hace que el aluminio sea ideal para el entrenamiento o recorridos largos.

Alta tensión

Los rayos para ruedas de carrera dependen de la cantidad de recorrido que se va a hacer sobre ellos y tu peso corporal. Algunos ciclistas optan por cantidad de rayos extremadamente bajos de menos de 16, pero la mayoría de los pilotos encuentran un término medio entre resistencia y peso ligero alrededor de 20 a 24 rayos. Los corredores que buscan muchos más kilómetros de diámetro variable de calidad del pavimento pueden ir con una mayor cantidad de rayos de 32 o 36, lo que resulta en ruedas de gran solidez que van a durar por años de uso sin necesidad de un ajuste sustancial.

Más galerías de fotos



Escrito por max roman dilthey | Traducido por anibal julian barbosa