Revisión de gafas de natación

Si disfrutas de partidos competitivos de natación o simplemente te gusta un chapuzón en la piscina los fines de semana, deseas el calce adecuado, el estilo y las características de seguridad en una gafa de natación que coincidan con tus necesidades. Aunque el mercado cuenta con miles de estilos de gafas de natación para elegir, comprender la forma de evaluar el calce y características que se sincronizan con tu estilo de natación es un método de sentido común de descubrimiento sin importar la marca, modelo y precio.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Evalúa tus condiciones de baño y estilo. La natación en aguas abiertas requiere gafas de natación con protección UV y lentes oscuros. Para piscinas cubiertas, funcionan bien las gafas claras ligeramente teñidas, en función de la iluminación. Para la natación competitiva, elige gafas que se sientan cómodas durante largos períodos de tiempo. El sello o juntas alrededor de las cuencas de los ojos están destinados para aliviar la presión en la cara. Comprueba que las juntas sean suaves y flexibles para el máximo confort durante horas de natación. Siempre examina y pruébate las gafas de natación antes de comprarlas.

  2. Coloca las gafas en la cara y mírate en el espejo. El ajuste correcto permite que las juntas alrededor de la armazón de los anteojos hagan su trabajo, evitando que el agua entre. Comprueba las correas de montaje también. La correa inferior debe envolver alrededor de la cabeza con seguridad y debe ser llevada al nivel de los ojos alrededor del cráneo para evitar filtraciones. Una segunda correa debe descansar una o dos pulgadas (2,5 a 5 cm) por encima de la primera para mayor comodidad.

  3. Elige un tamaño de gafas de natación que se adapte bien a tu cara y ofrezca una mínima resistencia al agua. Coloca las gafas sobre los ojos y el puente de la nariz. Permite que las correas laterales cuelguen por los lados de tu cara. Empuja con cuidado las gafas contra tu cuenca ocular para comprobar la succión. Quita tu mano. Si las gafas permanecen en el lugar durante unos segundos, tienes un buen ajuste. Si comienzan a deslizarse de tu cara, elige el tamaño inmediatamente inferior.

Consejos y advertencias

  • Si tus pestañas se tocan contra el interior de las gafas cuando te las estás probando, elige otro estilo o considera gafas con lentes de movimiento libre que reducen el contacto molesto con las pestañas y ayudan a crear un sello hermético.

Más galerías de fotos



Escrito por tina boyle | Traducido por lucia ayala