Cómo revisar la vista de un recién nacido

Según la Asociación Americana de Optometría, debes llevar al bebé a su primer examen oftalmológico completo cuando cumpla cerca de 6 meses. Es más fácil corregir el desarrollo de la visión y los problemas de salud en los niños si comienzas el tratamiento pronto que si esperas a que sean mayores. También puedes buscar ciertos síntomas prematuros para determinar si un recién nacido tiene problemas oculares. Si tienes alguna intranquilidad sobre el desarrollo de la visión o mirada de tu bebé, consulta a tu pediatra enseguida.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Sostén a tu recién nacido a una distancia de 20,32 a 30,48 cm (8 a 12 pulgadas) de tu cara mientras lo alimentas o le das el biberón. Los recién nacidos pueden ver mejor a esta distancia, señala la Página Web de KidsHealth (Salud de los Niños). Observa sus ojos para ver si ella explora tu cara. Los recién nacidos deben ser capaces de enfocar tu cara a los pocos días de su nacimiento.

  2. Mueve un objeto lentamente hacia adelante y hacia atrás frente a los ojos de tu bebé una vez que alcance la edad de 1 mes. Comienza a una distancia de entre 20,32 a 38.1 cm (8 a 15 pulgadas) -- y luego mueve el objeto lentamente más hacia atrás. Al cumplir un mes de edad, los bebés deben poder enfocar brevemente cosas a una distancia de hasta 91.44 cm (3 pies), según HealthyChildren.org, (Niños Saludables) un sitio web de la Academia Americana de Pediatría. No uses un objeto que hace ruido porque entonces no sabrás si tu bebé está localizando el sonido o la imagen.

  3. Cubre un ojo de tu pequeñín para probar su visión en el otro ojo. Puedes usar tu mano o un trozo de tela. Si tu recién nacido localizó algo con el primer ojo, cubre éste y luego prueba el otro ojo. Asegúrate de que estás moviendo el objeto lentamente y dentro de su rango de visión.

  4. Enciende una linterna en la cara de tu bebé y observa si cierra los ojos. Si mantiene sus ojos abiertos cuando la luz está prendida, esto podría indicar un problema en su visión. También, mira si sus pupilas reaccionan. Si no se contraen y dilatan eso es motivo de preocupación.

  5. Proponte verificar su visión todos los días buscando algún signo de alerta. Según BabyCenter.com (Central de bebés), estos incluyen el que sus ojos no se mueven juntos al localizar objetos, un ojo que nunca o rara vez se abre, una mancha blanca en uno o ambos ojos en las fotos, lagrimeo excesivo, abultamientos, frotarse los ojos, sensibilidad extrema a la luz y una falta de respuesta a las caras o a los objetos coloridos del medio ambiente.

Consejos y advertencias

  • Los bebés pequeños se distrae fácilmente y por lo tanto, es a menudo difícil poner a prueba su vista con certeza. Si tienes alguna preocupación, es mejor hacerle a tu recién nacido una prueba profesional de sus ojos.

Más galerías de fotos



Escrito por sandra ketcham | Traducido por jorge escobar