Cómo reventarte un grano en la nariz

Siempre es mejor dejar que los granos se curen por cuenta propia o consultar a un médico para que te lo quite profesionalmente y evitar que la bacteria se esparza por tu piel. Si no puedes resistirte a las ganas de reventar un grano, es importante que lo hagas de la forma más segura posible. Una buena desinfección del área y de las herramientas que utilices es la clave para minimizar el riesgo de cicatrices o infección.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Alcohol desinfectante
  • Aguja
  • Cerillo
  • Bolas de algodón

Instrucciones

    Instrucciones

  1. Lávate bien las manos con agua y un jabón antibacteriano. Procura limpiar también debajo de las uñas.

  2. Desinfecta una aguja nueva. Sostén la llama de un cerillo sobre su punta para desinfectarla. Apaga y desecha el cerillo de forma correcta.

  3. Desinfecta la aguja (una vez enfriada) con alcohol desinfectante.

  4. Desinfecta el área de la nariz con alcohol desinfectante para eliminar las bacterias o suciedad de la piel.

  5. Perfora con cuidado la punta blanca de tu grano con la aguja esterilizada. Sostén la aguja paralela al grano y suavemente pincha la punta desde un costado.

  6. Aprieta el grano para que salga el pus presionando bolas de algodón con cuidado en cualquiera de sus lados. Procura aplicar presión alrededor (no directamente) de la punta blanca. No obligues al fluido a salir del grano en caso de no fluya con facilidad y asegúrate de detenerte si llegas a ver sangre.

  7. Limpia el área con alcohol desinfectante para asegurarte de eliminar a todas las bacterias.

Consejos y advertencias

  • Si tu grano tiene una punta blanca o negra, lo mejor es dejarlo y evitar reventarlo. Este tipo de lesiones más profundas y dolorosas debería tratarlas un médico.
  • Al reventar un grano puedes hacer que la bacteria del acné se filtre aún más en tus poros o se extienda sobre otras áreas de la superficie de la piel. Siempre es más conveniente dejar que un dermatólogo se encargue del tratamiento del grano para evitar riesgo de infección o irritación.
  • Procura no utilizar una llama abierta en un ambiente poco seguro o si sientes que te falta confianza. Sigue todas las prácticas razonables de seguridad o consulta a un profesional para impedir el riesgo de incendio.

Más galerías de fotos



Escrito por leigh shan | Traducido por laura guilleron