Cómo reubicar a un niño con TOC

Muchas familias se enfrentarán a la decisión de mudar a la familia debido a la pérdida de ingresos, a la oportunidad financiera de una promoción profesional, un divorcio o la muerte de una pareja que provocan la necesidad de reducir los costos de vida. Estos cambios en la vida diaria pueden crear confusión emocional para toda la familia, especialmente si tienes un niño con TOC, o trastorno obsesivo compulsivo. La reubicación de un niño diagnosticado con TOC puede intensificar sus conductas si no hay una planificación cuidadosa para mantener la rutina de la familia tan normal como sea posible.

Preparación emocional

Los niños con trastorno obsesivo-compulsivo, un tipo de trastorno de ansiedad, tienen pensamientos que les agobian con lo que podría suceder si no completan su ritual o compulsión específica. A menudo tienen dificultades para explicar porqué deben cumplir la tarea pero se dan cuenta de que disminuye su ansiedad por un corto tiempo después de que la han completado.

Toda la familia debe hacer frente a los comportamientos del TOC, ya que le toma mucho tiempo a las personas afectadas para que terminen sus tareas, deberes y otras labores cotidianas. Cuando te prepares para cualquier cambio que pueda afectar al niño con TOC, especialmente uno tan trascendental como una mudanza, ten una reunión familiar. Es importante involucrar a todos en la elaboración de los planes para este nuevo ajuste. Reduce el nivel de ansiedad al buscar información sobre la nueva comunidad, las escuelas y las opciones de vivienda, en línea. Analiza posibles escuela, iglesias, deportes y actividades extracurriculares para todos; planea visitar y probar las diferentes opciones a la hora de llegar a tu nueva ubicación.

El niño con TOC puede tratar de dominar la conversación familiar con arranques cuando se presentan estos cambios. Mantén las líneas de comunicación abiertas haciéndole y respondiéndole preguntas y enfócate en las formas en que la mudanza beneficiará a la familia como un todo. Mantén la estructura del hogar de acuerdo con las reglas y funciones que han sido establecidas por seguridad. Esto ayudará a que el niño con TOC se sienta seguro y lo tranquilice el que sólo la ubicación de su casa, y no la estructura familiar, está cambiando.

Actúa asumiendo que todo lo demás en la familia se mantendrá igual. Trata de ser un oyente atento cuando tu niño comparta sus temores. Empatiza y reconoce sus preocupaciones sobre esta importante transición en la vida. Déle tiempo a su hijo para llorar su pérdida y el trabajo hacia la aceptación. Refuerza los aspectos positivos del traslado, recordándole que es la mejor opción para toda la familia.

El nuevo principio

Establecer la identidad de los alrededores debe ser una prioridad cuando se muda a un niño con TOC. Si es apropiado para su edad, haz que tu hijo empaque sus objetos favoritos en la parte de arriba de sus propias cajas. Esto le permitirá sacar sus objetos primero al llegar a su nuevo hogar y hará que su habitación parezca inmediatamente más acogedora y familiar. Mantener consistencia en las comidas, en el tiempo para jugar y en la hora de acostarse ayudará a que tu hijo se ajuste rápidamente a su nuevo entorno.

Las obsesiones y compulsiones son ilógicas y variables. Algunos días serán peores que otros, debido a las reacciones impredecibles que ocurren cuando los niños con TOC están estresados ​​o expuestos a factores desencadenantes personales. Llega a un término medio en tus intervenciones. Los padres no deben sobre enfocarse en las necesidades del niño con TOC. En lugar de esto, revisa periódicamente a tu hijo para determinar si se necesita apoyo adicional.

Enfócate en el entorno. Una habitación bien organizada le da a tu hijo un lugar para relajarse y sentirse seguro mientras se acomoda el resto de la casa. A pesar del trabajo adicional y el nuevo entorno, continúa manteniendo la rutina central tan normal como sea posible para minimizar la ansiedad de todos. Nunca dejes que el niño con TOC controle el hogar, incluso en una situación nueva. Especifícale que es libre para reorganizar sus pertenencias en su habitación, pero no que no puede manejar las cosas personales de otros miembros de la familia. A medida que tu niño con TOC experimenta cambios en una forma exitosa, tendrá menos temores cuando se enfrente a retos similares en el futuro.

Más galerías de fotos



Escrito por gina heyen, lcmft
Traducido por francisco roca