Cómo retrasar la jubilación para criar a los hijos

Ya sea que estés pagando las facturas de la educación universitaria de tus hijos, decidiste tener hijos más tarde en la vida o decidiste criar a tus nietos, te estarás preguntando probablemente cuál es la mejor forma para reorganizar tus planes de jubilación. La buena noticia es que, si bien es posible sacrificar unos años de "R y R" bien merecidos, puedes reorganizar tus planes financieros para ayudar a que funcionen para tu nuevo retiro e incluso esperar algunos beneficios financieros adicionales cuando llegues allí.

Nivel de dificultad:
Moderado

Instrucciones

  1. Discute tus opciones de carrera y estabilidad laboral con tu empleador actual. Algunos empleadores están dispuestos a mantener sus actuales empleados, en lugar de formar a nuevos individuos por el mismo trabajo. Muchas de estas empresas tienen opciones sobre acciones y planes de seguro de salud como incentivos para mantener a sus empleados. Otras, particularmente las compañías de tecnología y las compañías modernas basadas en los medios de comunicación, pueden ser propensas a fomentar la contratación activa de personas jóvenes y tecnológicamente avanzadas.

  2. Echa un vistazo a las proyecciones futuras de tu 401K y de tu seguridad social, sobre la base de tu nueva estimación de jubilación. Permanecer en el mercado laboral probablemente resultará en mayores beneficios cuando te jubiles, añadiendo un incentivo adicional para que permanezcas en el trabajo. Para recibir aunque sea una parte de la seguridad social, debes tener al menos 62 años tras la jubilación, de acuerdo con la U.S. Social Security Administration. Al retrasar la jubilación, ganarás créditos por jubilación; retrasar la jubilación hasta llegar a los 70 años de edad te ayudará a obtener el mayor beneficio.

  3. Busca opciones de carreras alternativas si la carga de trabajo en tu trabajo actual puede llegar a ser demasiado exigente o estresante durante los años típicos de jubilación. Aunque puede ser que necesites mantener tu empleo para mantener un ingreso estable, no necesariamente tienes que mantener el mismo trabajo. Un trabajo diferente puede darte la libertad de estar más horas en casa, permitirte comunicarte con la familia a través del teléfono o de la computadora con más frecuencia o incluso llevar algo de la carga de trabajo a tu casa.

  4. Haz una cita con tu asesor financiero para discutir tus planes de jubilación modificados. Él será capaz de ayudarte a encontrar la manera de sacar el máximo provecho de tus ingresos y de desarrollar una nueva meta de retiro.

  5. Establece una cuenta de ahorros para tus hijos si estás preocupado acerca de la condición actual o futura de tu salud. Habla con un especialista en inversiones, si deseas hacer crecer los ahorros a través de inversiones, en lugar de dejarlos colocados en una cuenta de ahorro con intereses bajos. Considera la posibilidad de invertir algo de dinero en un plan 529 diseñado para ayudarte a ahorrar dinero para la educación post-secundaria de tus hijos, explica la U.S. Securities and Exchange Commission.

Más galerías de fotos



Escrito por rosenya faith | Traducido por enrique pereira vivas