Retención de líquido después del ejercicio

Un equilibrio apropiado de líquidos corporales es vital tanto para el rendimiento deportivo como para la buena salud. Es normal perder líquido a través del sudor durante una corrida, montar en bicicleta u otro ejercicio vigoroso. Por lo general, el agua pura es la mejor manera de reemplazar el líquido, aunque algunos esfuerzos extremos requieren carbohidratos adicionales. Irónicamente, la retención de agua después del ejercicio con frecuencia se debe a la insuficiencia de agua antes y durante el ejercicio.

Poca agua causa retención

El agua ayuda a convertir la grasa del hígado en energía. Si el agua en el cuerpo es insuficiente, los riñones se ven abrumados con fluidos concentrados, que hacen que el hígado trabaje extra. Con el tiempo esto puede crear una condición médica grave y dañar el hígado y los riñones. La retención de agua después de hacer ejercicio por lo general significa que no se ha consumido suficiente agua durante el ejercicio para mantener un equilibrio apropiado reemplazando el agua que se pierde a través del sudor.

Calcula el peso óptimo de la hidratación.

La deshidratación o pérdida de agua puede afectar el desempeño con una tasa tan baja como 2 por ciento. Pero el 25 de sobrehidratación puede causar serios problemas médicos. La hidratación también se ve afectada por la ingesta de sal, lo que ayuda al cuerpo a retener fluidos, pero es importante mantener los fluidos y la sal o el sodio en equilibrio. Pésate regularmente antes y después del ejercicio para calcular tu peso óptimamente hidratado como una guía para el consumo de líquidos durante el ejercicio. Lleva un registro del agua ingerida durante el ejercicio para rastrear la pérdida real de agua.

Beber de antemano

American College of Sports Medicine recomienda beber alrededor de 17 onzas de líquido dos horas antes del ejercicio, lo que da tiempo a la excreción del exceso antes de hacer el ejercicio. El agua debe tomarse en intervalos regulares durante el ejercicio. La cantidad varía según la temperatura y el grado de ejercicio, aunque, idealmente, debería ser suficiente para reponer los líquidos que se pierden a través del sudor. El ACSM (por sus siglas en inglés) también recomienda la adición de hidratos de carbono y de sodio a los fluidos para períodos de ejercicio de más de una hora.

Deshidratación voluntaria

No tomar suficiente agua durante el ejercicio puede dar lugar a la retención de agua después del ejercicio. El ACSM dice que la mayoría de las personas en el ejercicio sufren de "deshidratación voluntaria", porque no beben lo suficiente para reemplazar el agua que se pierde por el sudor. Cuando se reemplazan los líquidos después del ejercicio, se retendrá un porcentaje más alto. Pero los electrolitos, principalmente de sodio, también deben sustituirse para restablecer el equilibrio. Si utilizas demasiada cantidad de sal antes o durante el ejercicio se traducirá en un exceso de retención de agua.

Más galerías de fotos



Escrito por bob haring | Traducido por martín giovana