Los resultados de los ejercicios Kegel en hombres

Los ejercicios kegel ayudan a fortalecer los músculos pélvicos. Estos incluyen el músculo pubococcígeo, que sostiene la vejiga y los intestinos. Los músculos pélvicos pueden debilitarse con el tiempo debido a la edad, el peso o las enfermedades, entre otras razones. Los ejercicios Kegel contraen y relajan los músculos pélvicos para fortalecer las funciones corporales asociadas. Estos ejercicios consisten en contraer los músculos pélvicos por entre 3 y 10 segundos y relajarlos por el mismo tiempo, repitiendo el proceso unas diez veces, tanto en hombres como en mujeres. Estos ejercicios ayudan a fortalecer y dar soporte a la uretra y la vejiga en hombres, así como mejorar el funcionamiento sexual.

Incontinencia urinaria

Los músculos pélvicos ayudan a sostener la vejiga y el control de la orina. Los músculos pélvicos débiles pueden provocar incontinencia urinaria, que es la pérdida del control de la vejiga. La incontinencia urinaria puede ser por estrés, por saturación, por urgencia, funcional y mixta. Los problemas de incontinencia urinaria difieren por la frecuencia con la que ocurren y por cuán seria es la incontinencia. Los ejercicios Kegel fortalecen los músculos pélvicos y el esfínter urinario que controla la orina en la vejiga. La clínica Mayo indica que estos ejercicios son especialmente efectivos para la incontinencia por estrés y por urgencia y actúan como entrenamiento para la vejiga. Fortalecer los músculos que contienen la orina mediante los ejercicios Kegel es una forma natural y efectiva de controlar la incontinencia.

Salud del colón

Los ejercicios Kegel incrementan las funciones del colón y el control de recto. Los músculos del piso pélvico rodean la uretra y el recto y ayudan en las funciones del colón. De forma similar a la incontinencia urinaria, la incontinencia intestinal es la pérdida de control de los intestinos. El ejercicio ayuda a incrementar la circulación en el recto y puede reducir las hemorroides, indica la Clínica Mayo.

Salud sexual

Los músculos pélvicos juegan un rol importante en el desempeño sexual masculino. Controlar los músculos pélvicos ayuda a mejorar las erecciones e incrementa el flujo sanguíneo hacia el pene. Los ejercicios Kegel son un tratamiento efectivo para la eyaculación precoz y el fortalecimiento de los músculos pélvicos, indica la Universidad de Hawaii. El músculo puboccocígeo de la pelvis soporta el flujo sanguíneo hacia el pene y fortalece los músculos del control eyaculatorio. Al incrementar el flujo sanguíneo y fortalecer los músculos pélvicos, se consiguen orgasmos más intensos y un mejor desempeño en los hombres.

Más galerías de fotos



Escrito por jonathan vandam | Traducido por eduardo moguel