Restricciones para hipertensos al usar el sauna.

Los saunas se han utilizado para la relajación, pérdida de peso y alivio del estrés. Han demostrado bajar la presión sanguínea, temporalmente. La mayoría de los médicos dicen que el uso de un sauna no daña a las personas con una presión sanguínea normal. Sin embargo, investigaciones han demostrado que los efectos de la alta temperatura de un sauna pueden ser dañinos para aquellos con presión sanguínea alta y problemas cardiacos.

Hipertensión

La hipertensión o presión sanguínea alta, se diagnostica cuando tu presión sistólica se encuentra arriba de 140 rutinariamente o tu presión diastólica se encuentra arriba de 90. Si no se trata adecuadamente con dieta, ejercicio y medicamentos, la hipertensión puede llevar a complicaciones serias como daños en las arterias, corazón, riñones y ojos. Ya que las altas temperaturas pueden tener efectos impredecibles en la presión arterial, la gente con hipertensión debe consultar a un médico antes de utilizar un sauna.

Saunas

Los saunas utilizan calor seco o húmedo para elevar la temperatura de la piel del usuario sobre 103 °F, de acuerdo a Harvard Men’s Health Watch. Esta alteración en la temperatura de la piel promueve el sudor, la eliminación de toxinas a través de la piel, un ritmo cardiaco elevado y una presión arterial baja. Muchas personas reportan sentirse relajadas y limpias después de una sesión en el sauna.

Efectos

Para un adulto saludable la reducción de la presión arterial es una reacción temporal al incremento en la temperatura de la piel. Cuando una persona saludable sale del sauna, su presión regresa al nivel normal. Las personas con hipertensión también experimentan esta baja presión sanguínea temporal, pero después de salir del sauna su presión puede comportarse de forma anormal, a veces aumentando dramáticamente.

Opinión experta

El uso del sauna debe ser limitado a 20 minutos o menos, de acuerdo a Harvard Men’s Health Watch. Es importante beber varios vasos de agua después de salir del sauna, ya que el usuario promedio pierde una pinta de sudor durante una sesión. Nunca debes utilizar el sauna sólo, durante o después de ingerir bebidas alcohólicas o usar drogas o cuando estés enfermo. Aunque la gente con hipertensión controlada puede utilizar el sauna sin efectos negativos, la gente con hipertensión inestable debe consultar a su médico antes de experimentar un cambio tan intenso y repentino en la temperatura.

Complicaciones

Las personas con hipertensión incontrolada o inestable que usan un sauna sin la aprobación de su médico pueden tener complicaciones serias, de acuerdo al Canadian Medical Association Journal. Dada la reacción impredecible de la presión sanguínea al cambio de temperatura repentino, entrar en un sauna puede causar que se eleve la presión sanguínea durante o después de una sesión. La presión sanguínea elevada por tiempos prolongados puede causar problemas en la visión, pérdida de memoria, daño en los riñones, falla cardíaca, infarto o embolia y aneurismas, de acuerdo al American Heart Association.

Más galerías de fotos



Escrito por d.m. gutierrez | Traducido por mariana groning