Restricciones de dieta con ictericia

La ictericia es causada por ciertas condiciones médicas y se caracteriza por una coloración amarillenta de la piel y los ojos. Si tienes ictericia, beber muchos líquidos y seguir una dieta que sea baja en grasas, rica en frutas, verduras y granos enteros pueden ayudar a tratar la ictericia. También puede ser necesario modificar la ingesta de proteínas.

Causas y síntomas de ictericia


En los adultos, la ictericia puede ser causada por ciertas condiciones como la enfermedad alcohólica del hígado, los conductos biliares bloqueados, hepatitis y cáncer de páncreas.

En los adultos, la ictericia puede ser causada por ciertas condiciones como la enfermedad alcohólica del hígado, los conductos biliares bloqueados, hepatitis y cáncer de páncreas. El pigmento que da el color amarillo característico es la bilirrubina, que es un subproducto de los glóbulos rojos viejos. Por lo general, el hígado dispone de glóbulos rojos viejos y la bilirrubina sale del cuerpo. Si hay demasiados glóbulos rojos viejos para que maneje el hígado, se produce una acumulación de estos. Cuando hay suficiente pigmentación amarilla de los niveles elevados de bilirrubina, la ictericia se hace visible.

Grasas


Si tienes ictericia, es importante comer una dieta muy baja en grasas saturadas.

Si tienes ictericia, es importante comer una dieta muy baja en grasas saturadas. En cambio, el consumo de grasas debe ser principalmente de grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas. Las grasas saturadas se encuentran en productos animales como la carne, la mantequilla, el queso y el aceite de palma. La American Heart Association recomienda que las grasas saturadas deben representar el 7 por ciento o menos de tu ingesta calórica diaria. Las grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas se encuentran en alimentos como el aceite de oliva, nueces, aguacates y pescados como el salmón.

Proteína


Dependiendo de la causa subyacente de la ictericia, puede resultar beneficioso limitar tu ingesta de proteínas.

Dependiendo de la causa subyacente de la ictericia, puede resultar beneficioso limitar tu ingesta de proteínas. El enfoque de la ingesta de proteínas debe centrarse en proteínas magras como las del pavo, pollo y pescado. Las proteínas vegetales como las de frijoles, lentejas, nueces y queso de soja también se pueden incluir. Al centrarte en las proteínas magras, la ingesta de grasas saturadas puede reducirse.

Los líquidos y otras consideraciones


El alcohol también debe evitarse para prevenir más daños en el hígado.

Beber mucho líquido también es muy importante si tienes ictericia. Debes consumir diariamente al menos 1,2 litros u ocho vasos. El alcohol también debe evitarse para prevenir más daños en el hígado. Tu dieta también debe ser rica en frutas y verduras; lo ideal es por lo menos cinco porciones al día. Los cereales integrales también deben incluirse en la dieta. Un dietista registrado puede ayudarte a crear un plan de comidas que se adapte a tus necesidades nutricionales.

Más galerías de fotos



Escrito por jennifer nall, m.s., r.d., l.d. | Traducido por luciano ariel castro