Responsabilidades del capitán de un equipo de fútbol

Para el observador externo, un capitán de fútbol se distingue sólo por su brazalete, pero para los jugadores y capitanes, un capitán es mucho más. Los capitanes actúan como mediadores entre sus compañeros jugadores, entrenadores y árbitros. Un buen capitán conduce a su equipo tanto dentro como fuera del campo y es elegido en base a las habilidades de liderazgo, no sólo por sus capacidades físicas o futbolísticas.

Representante del equipo

Un capitán representa al equipo en todas las decisiones relacionadas con el procedimiento del juego. Antes del partido, el capitán es responsable de presentar la alineación de su equipo para al árbitro y al equipo contrario. Al comienzo del juego, los capitanes de ambos equipos se reúnen con el árbitro para decidir sobre quién saca y quién defiende qué lado del campo primero. Por último, en las discusiones sobre los cobros y las aspectos reglamentarios, un capitán media entre el árbitro y los jugadores de su equipo.

Mediador del entrenador

Un capitán ayuda a mediar en las instrucciones de un entrenador para los jugadores del equipo. Esto puede incluir guiar a los jugadores en el campo hacia las estrategias dictadas por el entrenador, informar a los jugadores de los horarios de práctica, o asistir al entrenador de cualquier manera en general. Del mismo modo, un capitán representa las preocupaciones de los jugadores para el entrenador. Los capitanes llevarán al entrenador problemas y preocupaciones de los jugadores y ayudarán a crear soluciones a los problemas.

Liderazgo básico

Un buen capitán principalmente es responsable de proporcionar liderazgo a sus compañeros de equipo, tanto dentro como fuera del campo. Los capitanes usualmente lideran los ejercicios de acondicionamiento y las rutinas de calentamiento antes del partido. Durante los partidos, los capitanes alientan a los jugadores y promueven el espíritu deportivo. Fuera del campo, los capitanes son responsables de proporcionar un modelo a seguir. Para los jugadores más jóvenes, esto puede incluir alentar a otros jugadores para que les vaya bien en la escuela y modelar el buen comportamiento básico.

Consideraciones

La elección de un buen capitán de fútbol es una decisión importante. Evita elegir simplemente al jugador con más potencia, al que más goles convierte o al que corre más rápido. Busca jugadores que trabajen duro, que sean respetados por sus compañeros y que trabajen para promover el juego honesto. La elección de un jugador que no cumpla estos requisitos puede socavar el respeto de los jugadores hacia el capitán y el equipo, y en última instancia invalidar el propósito funcional del capitán. En algunos casos, hacer que los jugadores voten para elegir a su propio capitán es la mejor manera de elegir.

Más galerías de fotos



Escrito por patrick hutchison | Traducido por mariano abrach