Responsabilidades del adolescente en la familia

Nadie quiere un adolescente perezoso que se sienta a esperar a que todo le sea entregado. Eso no es bueno para su vida ahora y sin duda no va a ser bueno para él cuando se vaya de la casa. El objetivo de los padres es criar niños sanos y responsables que se conviertan en adultos independientes. Esta formación comienza en el hogar. Asígnale responsabilidades al adolescente que lo preparen con habilidades de auto-ayuda para la vida en el exterior.

Contribuir a la economía familiar

No es mucho pedir que tu hijo que contribuya a las finanzas de la familia. Hacerlo le ayudará a aprender la importancia de la administración del dinero. No le hagas pagar el alquiler, pero puede pagar una pequeña parte de su mesada o de un trabajo de medio tiempo para las cosas que necesite. Incluso le puedes asignar una pequeña factura a pagar, como la cuenta del teléfono móvil. Pronto aprenderá que los padres no son cajeros automáticos humanos y que las comodidades del hogar vienen con un costo.

Hacer las tareas

Exígele a tu hijo adolescente a participar en mantener la casa limpia. Asígnale una sección de la casa para que sea responsable de su limpieza. Crea una lista de comprobación si tienes detalles a los que desees que él preste atención. La limpieza por sí mismo es un requisito básico a medida que el adolescente madura y se independiza. Si tu hijo se excusa de estar demasiado ocupado para esta tarea básica, tal vez necesite cortar algunas otras actividades.

Preparación de comidas y compras

Ir de compras y cocinar son una necesidad. Tu hijo algún día vivirá de forma independiente y, sin duda, irá de compras y cocinará para sí mismo. Inculca estas habilidades en él ahora, de manera que no se sorprenda la primera vez que las haga. Planifica los menús y las funciones de cocina con tu hijo durante un día a la semana o una semana durante el mes. Siéntate con él para discutir la planificación de comidas nutritivas y para ayudar a preparar la lista de compras. No querrás terminar comiendo hamburguesas y pizzas cada noche. La creación de una lista ayudará a la familia a comer más sano, evitando los bocadillos impulsivos.

El cuidado de la mascota de la familia

Si tienes una mascota, tu hijo probablemente ha formado un vínculo con ella, sobre todo si la ha tenido desde la infancia. Si no ha asumido la responsabilidad de la mascota aún, sin embargo, asígnale el único deber de cuidar a la mascota. Permítele que la lleve a pasear, la asee y la alimente. Un adolescente es definitivamente lo suficientemente adulto para esta responsabilidad y el cuidado de una mascota permite poco tiempo para el egoísmo.

Más galerías de fotos



Escrito por victoria thompson | Traducido por enrique pereira vivas