Las responsabilidades defensivas en el fútbol

En un juego de pocos puntos como el fútbol, ​​las responsabilidades defensivas cobran gran importancia. En realidad puedes jugar un papel de gran sofisticación y destreza, modelando tu juego inspirándote en la jugadora de la selección nacional estadounidense, Kate Markgraf. Al igual que sus compañeros de equipo, Markgraf mostró cómo mantuvo la posesión del balón y construyó un ataque durante su carrera en la selección nacional, de 1998 a 2010.

Ofensiva

Tal vez pienses que un centrocampista ofensivo queda fuera cuando se trata de la defensa. Sin embargo, tu entrenador podría no estar de acuerdo. "En general, participar en la defensa, de una forma u otra, es responsabilidad de todos en el equipo", dice Wes Harvey entrenador de fútbol universitario, juvenil y de adultos en Baltimore, Maryland. Por lo tanto, incluso si eres un delantero, busca oportunidades de defender. Antes de ir al centro del campo, detente y busca desaciertos del portero o los defensas del otro equipo que representen una oportunidad para que vayas por la pelota.

Prioridades

Tienes tres responsabilidades principales cuando estás en la defensa. "El primer trabajo de un defensor es evitar que (el rival) anote. Tu segundo trabajo es ganar la posesión del balón y pasarlo a alguien de tu equipo. Tu tercer trabajo consiste en participar en la ofensa. "Los defensores no necesariamente deben quedarse atrás en el campo", dice Harvey. Markgraf hizo una observación similar en una entrevista con el New York Times, señalando que en el Mundial de 1999, ella simplemente pateaba la pelota fuera de peligro, pero con el tiempo aprendió a trabajar con la centrocampista de una manera más astuta.

Posiciones

Las cuatro posiciones defensivas principales tienen funciones especializadas dentro de la defensa. Los defensas izquierdo y derecho contienen delanteros que entran en sus zonas. También lanzan el balón y se colocan en los postes de tiros de esquina. El contensión tiende a trabajar con un centrocampista para embotellar el centro del campo. El líbero, como última línea de defensa, se ocupa de los oponentes que lograron pasar a través de todos los demás defensas y grita asignaciones a sus compañeros de equipo.

Estrategia

La mejor defensa en el fútbol es la posesión de la pelota, dice Harvey. Eso incluye no hacer tiros poco prudentes, especialmente en los últimos segundos cuando estás ganando. "Acepta una victoria de 1-0 en lugar de buscar el gol de confianza. Ese es un gran problema que tienen los entrenadores estadounidenses: la idea de conseguir el gol de ventaja", dice Harvey. En cambio, tu equipo puede emular a un equipo conocido por compartir históricamente responsabilidades defensivas, desde el portero al delantero. La selección nacional masculina italiana es conocida por esto. Trata de anotar un gol y pasar el resto del partido defendiendo esa ventaja.

Más galerías de fotos



Escrito por rogue parrish | Traducido por gerardo núñez noriega