Responsabilidades y deberes de los padres

Ser padre o madre viene con una multitud de responsabilidades y deberes. Por supuesto, quieres que tus hijos crezcan para ser adultos sanos, felices y excepcionales, pero para que esto suceda tus hijos tienen que ser debidamente atendidos, guiados, amados, disciplinados, enseñados y alentados sobre la marcha.

La salud de tu hijo

Desde el momento en que nace tu hijo, es tu responsabilidad cuidarlo y mantenerlo saludable. Tienes que llevarlo al pediatra a chequeos programados para su salud, donde el personal da seguimiento de su altura, peso, índice de masa corporal, presión arterial y temperatura corporal y el médico responde a cualquier preocupación que puedas tener y administra vacunas cuando es tiempo para hacerlo, de acuerdo con Kids Health (Ver Referencia 2). Además, necesitas llevarlo a visitas regulares al dentista, normalmente cada 6 meses y un examen de la vista cada año. La National Sleep Foundation (Ver Referencia 4) siguiere que debes asegurarte que tu hijo esté recibiendo la cantidad adecuada de sueño para su edad, ,para que esté bien descansado y con energía. Es tu deber de asegurarte de que esté comiendo una dieta sana y equilibrada, llena de frutas y verduras frescas, granos enteros, proteínas magras y productos lácteos bajos en grasa, sugiere HealthyChildren.org (Ver Referencia 1). También tendrás que asegurarte de que se mantenga activo, mediante el juego en exteriores, los deportes y otras actividades.

Vida doméstica

Crear un hogar feliz para tu hijo, proporcionándole un hogar estable y seguro. Pasa tiempo de calidad con él cuando estés en casa, ya sea jugando juntos, preparando comidas con él o leyendo juntos cada noche. Crea con tu esposa y tu hijo una agenda para tu familia. Incluye la hora de comer juntos, la hora del baño, el tiempo libre y un horario para dormir regular. Si bien es importante pasar tiempo con él, también es importante darle espacio y tiempo a solas.

La educación de tu hijo

Es tu deber de asegurarte que tu hijo reciba una buena educación y tenga acceso a los recursos necesarios para que esto suceda. Investiga las escuelas para determinar cuál se adapta mejor él y a tu familia y participa en su educación, recomienda Family Education. Conoce a sus maestros y al personal de la escuela, asistiendo a los eventos y actividades escolares. Conviértete en voluntario en su aula de y asiste a las conferencias de padres y maestros. Muéstrale que estás invirtiendo en su educación al hablar con él acerca de la escuela y mantenerte al día de los acontecimientos escolares. Crea un espacio en tu casa específicamente para hacer la tarea, libre de distracciones, y trabaja con él en sus tareas y proyectos escolares.

Reglas y castigos

Establece reglas y consecuencias por romperlas. Cuando lo disciplines, lo estás encaminando para tener éxito en la vida, de acuerdo con AskDrSears.com. Decide qué normas son beneficiosas e importantes para tu familia, como ser amables unos con otros, tener modales, no gritar, no mentir y respetar las pertenencias de los demás. Establece límites para ver televisión, usar aparatos electrónicos y juegos de video. Los niños deben estar no más de 2 horas en total delante de pantalla por día, de acuerdo con HealthyChildren.org. Una vez que hayas establecido tus reglas de la casa, decide sobre lo que será el castigo por infringir una regla. Por supuesto, esto variará dependiendo de la edad. Si utilizas tiempos de fuera, debes darle a tu hijo de 1 minuto de tiempo fuera por cada año de edad, de acuerdo con HealthyChildren.org. Otros castigos podrían incluir quitarle privilegios o usar consecuencias lógicas, como quitarle juguetes si no los guarda cuando se lo pides.

Más galerías de fotos



Escrito por amy sutton | Traducido por gabriela nungaray