Responsabilidad de los padres en un accidente causado por su hijo adolescente

Tú y tu hijo adolescente asumen una gran responsabilidad cuando obtiene su licencia de conducir y tiene las llaves para conducir él mismo. Su responsabilidad es prestar atención a lo que está sucediendo a su alrededor. Tu responsabilidad es igualmente importante, tienes que asegurarte de que está listo para conducir, que está conduciendo de manera segura y que está legalmente autorizado a conducir.

Cuidado estándar

Los tribunales y abogados operan bajo lo que se conoce como el "estándar de diligencia". En pocas palabras, esto significa que, una vez que se sube en el asiento del conductor, tú y tu hijo adolescente están tomando las medidas y precauciones razonables. A pesar de que todavía no es un adulto, tiene el mismo grado de responsabilidad que tú. Porque está llevando a cabo una actividad de adultos, la ley supone que es capaz de hacerlo. Él ha pasado con éxito las pruebas escritas y de conducción requeridas a todos los solicitantes de licencia, por lo que le está diciendo a la sociedad que está listo para la responsabilidad de la conducción.

Adolescente bajo influencias

Si tu hijo está bajo la influencia del alcohol o de otra sustancia intoxicante, puedes ser considerado legalmente responsable, especialmente si sabías que no debía estar conduciendo en ese momento. Los padres que hacen que sea fácil que sus hijos metan alcohol en el hogar también pueden ser demandados por las víctimas del adolescente. En cuanto a la consideración de "estándar de diligencia", estos padres pueden ser responsables por no haber adoptado medidas para evitar que el accidente ocurriera, retirando las llaves y el alcohol.

Manejo sin supervisión

Los adolescentes que tienen permiso de aprendizaje están legalmente obligados a tener un conductor adulto con licencia en el asiento del pasajero cuando conduce. El término "permiso de aprendizaje", describe este documento por su objetivo, el adolescente sólo está puede estar al volante cuando está practicando contigo o con un instructor calificado. Por lo tanto, si a sabiendas le permites conducir sin supervisión, y se mete en un accidente, eres legalmente responsable. También se requiere que los adolescentes que poseen licencias condicionadas tengan un adulto con licencia junto a ellos mientras conducen. Los padres de estos adolescentes también son responsables por los daños y perjuicios en los que sus hijos se involucren o si provocan un accidente.

El conocimiento de la imprudencia de adolescente

Si sabes que tu hijo maneja sin cuidado, o que aún no es competente al volante, eres responsable cuando se mete en un accidente. Como su padre, debes saber cuando está emocional y cognitivamente listo para conducir. Cuando sabes que tu hijo no está listo para conducir por sí mismo, o que se ha comportado imprudentemente en el pasado, prohibirle que se lleve las llaves y conduzca al centro comercial o a la casa de un amigo es lo mejor que puedes hacer. Tomarte el tiempo para ayudarlo a convertirse en un conductor seguro, responsable y competente también puede protegerte de posibles demandas.

Más galerías de fotos



Escrito por genevieve van wyden | Traducido por verónica sánchez fang