Cómo responder a un padre molesto

La vida social de los niños está llena de oportunidades de aprendizaje. Conforme tu hijo se aventura en el mundo de las amistades, citas de juegos y eventos sociales, los conflictos emergerán. Tal vez tu hijo agravió a otro niño o tal vez se comportan mal mientras están bajo supervisión. Sin importar la situación, es normal que los padres de otro niño se molesten o sea muestren a la defensiva con respecto a sus hijos. Cuando un padre molesto se aproxima, conserva la calma y resuelve la situación de la forma menos dolorosa posible.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Mantén la calma y deja que el otro padre diga su discurso para permitir que las emociones fuertes se desactiven. Cuando un padre molesto se acerca, tal vez te puede gritar, listo para atacar o al borde de las lágrimas. Mantén contacto visual con él, manteniendo los brazos a tu lado para parecer abierto y acogedor. Asiente con la cabeza como comprendiendo mientras te transmite el problema. No lo interrumpas ni añadas ninguna información hasta que haya terminado de hablar.

  2. Muestra empatía con el otro padre. Hazle saber que entiendes por qué está molesto. Incluso si no lo sientes de esa manera, es importante expresar al otro padre que entiendes por qué la situación podría hacer que se moleste.

  3. Asume la responsabilidad de tus acciones. Si está molesto por algo que sucedió mientras tu hijo estaba jugando en su casa o algo que tu hijo le dijo, asume la responsabilidad por ello y pide disculpas. Evita poner excusas o aligerar la situación. Aceptar la responsabilidad ayudará a que el otro padre se olvide de la molestia. Si tu hijo dijo o hizo algo al otro niño, pídele que se disculpe con su amigo.

  4. Ofrece una solución de compromiso. Encontrar una solución al problema mostrará al padre que estás dispuesto a cooperar con ellos. Asegúrale que vas a hacer todo lo posible para que el problema no se repita. Si el padre está tan molesto que no quiere que los niños jueguen de nuevo juntos, entonces dale su espacio cumpliendo su solicitud.

  5. Llama al padre después de una semana más o menos para dar seguimiento y mantener una relación cordial. Déjale saber que no hay resentimientos de tu parte o invita a los niños a jugar. Si ves al padre y al hijo en público, salúdalos cordialmente para darles el mensaje de que lo superaste.

Más galerías de fotos



Escrito por dana tuffelmire | Traducido por gabriela nungaray