Cómo respirar correctamente durante el ejercicio

El ejercicio incrementa tu ritmo cardíaco y hace que respires más rápido. Esta respiración acelerada le brinda oxígeno y nutrientes a tus tejidos a un ritmo más acelerado, de tal forma que puedas continuar recibiendo combustible para tu entrenamiento. Desafortunadamente, si respiras incorrectamente, tu ritmo de respiración más elevado también puede resecar tu garganta y causar una sensación de ardor. Cuando respiras correctamente, obtendrás todo el oxígeno que necesitas sin que te arda la garganta.

Nivel de dificultad:
Fácil

Instrucciones

  1. Mantén los dientes unidos cuando te ejercites. No ejerzas presión sobre los mismos, lo cual puede producir dolor en tu mandíbula, pero permite que los dientes estén en contacto para prevenir que tu quijada caiga.

  2. Permite que tu lengua esté detrás de tus dientes apoyada contra el paladar. Esta posición de la lengua evitará automáticamente que el aire fluya hacia el interior de tu boca.

  3. Inhala a través de tu nariz. Los senos nasales están diseñados para calentar y humedecer el aire a medida que lo inhalas. Esto prevendrá que el aire reseque las membranas mucosas de tu garganta.

  4. Exhala a través de la boca. El aire que sale de tu cuerpo ya está caliente y húmedo. Puesto que tu boca es más grande que las fosas nasales, exhalar a través de la misma ayudará a eliminar productos de desecho de forma más rápida que exhalar a través de tu nariz. Mantén los dientes unidos, relaja la lengua y abre los labios para exhalar. Si no puedes exhalar a través de tu boca con los dientes unidos, permite que se separen unos cuantos centímetros para que el aire pueda salir de tu cavidad bucal.

  5. Respira mediante bocanadas profundas y uniformes para controlar tu ritmo respiratorio. Cuanto más control tengas sobre tu respiración, más probabilidades habrán de que respires correctamente.

  6. Reduce la intensidad si no eres capaz de controlar tu ritmo respiratorio o si presentas respiración entrecortada. Si no eres capaz de controlar tu respiración, significa que estás entrenando más allá de tu nivel de resistencia actual.

  7. Incrementa la intensidad, gradualmente, a medida que ganes más control sobre tu respiración.

Más galerías de fotos



Escrito por max whitmore | Traducido por jhonatan saldarriaga