Respiración de principiante para natación

Conseguir ritmo cuando empiezas a nadar por primera vez como ejercicio puede ser un desafío, especialmente cuando empiezas a descubrir cómo respirar. Un ejercicio acuático provee un tipo diferente de ejercicio a las otras actividades cardiovasculares. Debido a que necesitas controlar tu respiración, practicar algunas cosas básicas para acostumbrarte a los varios aspectos técnicos del deporte y mejorar como nadador.

Empezar

Cuando entras al agua por primera vez, coloca tu rostro en el agua y sopla. Esto ayuda a comprobar que tu equipamiento (gafas y gorro) estén bien puestos y no pierdan ni interfieran con tu movimiento. Ajusta tu gorro cuanto sea necesario, especialmente si está trepando por la parte de atrás, y ajusta las gafas si no están selladas. No puedes concentrarte en la respiración si tu equipo interfiere con la natación. Luego, coloca tu rostro en el agua, dobla desde tu cintura mientras estás parado en el extremo superficial. Rota tu cabeza a cada lado para imitar la respiración de costado, una habilidad crítica para nadar estilo libre, o crol delantero. Enfócate en exhalar mientras estás bajo el agua para que cuando rotes al lado, solo debas inhalar, lo que hace una respiración más eficiente.

Posición corporal

Cuando nades estilo libre, a veces llamado crol delantero, respiras por el costado al rotar la cabeza y usar la rotación del cuerpo (el movimiento de tu cuerpo mientras ejecuta la brazada, rodando al costado y usando la espalda para potenciar tu movimiento por el agua) para ayudar a tu rotación. Tu oreja se mantiene en el agua y respiras cuando el brazo del costado en donde estás respirando está justo debajo de tu hombro. Practica respirar en ambos lados para evitar lastimar tu cuello o la parte superior de la espalda.

Desarrollo de patrón

Respirar cada brazada puede marearte, pero respirar brazada por medio significa que solo respirarás de un lado, lo que puede hacerte vulnerable a lastimaduras o el desarrollo de un mal hábito y mala técnica de respiración. Un patrón de respiración típico es respirar cada tres brazadas. Este patrón generalmente provee suficiente ingreso de aire para evitar que termines muy presionado por aire cuando empiezas a nada. Mientras avanzas, desafíate con patrones de respirar cada cinco o siete brazadas.

Otros patrones de respiración de brazada

Mientras pruebas otras brazadas, prueba una variedad de patrones de respiración. En mariposa, por ejemplo, no debes respirar cada brazada. Respirar cada dos brazadas por medio provee un desafío. De manera similar, en brazada de pecho, mantén tu cabeza en la superficie del agua y respira cada dos o tres brazadas. En brazada de espalda, aunque puedes respirar bastante libre, la mayoría de los nadadores desarrollan un patrón basado en cómo está su brazo para evitar inhalar agua.

Más galerías de fotos



Escrito por carolyn williams | Traducido por lucas huidobro