¿Por qué es la respiración diafragmática es importante?

El diafragma es el músculo en forma de cúpula entre los pulmones y el abdomen. Al inhalar, el diafragma disminuye, los pulmones se expanden y tu abdomen se mueve hacia afuera. Al exhalar, el diafragma se eleva, tus pulmones se relajan y el abdomen se mueve hacia adentro. La respiración diafragmática se refiere a la utilización de este músculo completamente a medida que inhalas y exhalas.

Beneficios

La respiración es una expansión natural y contracción dentro de tu cuerpo. La respiración de los bebés de forma automática es con su diafragma. Por medio de la respiración con el diafragma, los pulmones se expanden y se expulsan los residuos de manera más eficiente. La respiración diafragmática ralentiza la respiración, relaja el sistema nervioso, desintoxica los órganos, ayuda a la circulación y la digestión, mejora el sistema inmunológico, reduce la presión arterial, aumenta la resistencia y aumenta tu sensación de bienestar. Cada vez que sientas tensión, comprueba cómo estás respirando. Cada vez que te centras en la respiración, te vuelves más consciente, concentrado y relajado, lo que te ayuda a desempeñarte mejor en general.

Respiración con el pecho

El estrés emocional o físico puede hacer que tu respiración se vuelva superficial, también se le conoce como respiración de pecho, lo que limita la eficiencia de los pulmones. La respiración en el pecho tensa los músculos, acelera el ritmo cardíaco, se debilita el diafragma y separa tus emociones, de acuerdo con Dennis Lewis, autor de "The Tao of Natural Breathing". Tu cuerpo recibe menos oxígeno y consume más energía. El resultado es un sistema nervioso simpático sobre estimulado, lo que puede afectar negativamente tu salud física y mental. Al tomar conciencia de tu respiración, puedes aprender la respiración diafragmática y con el tiempo lo estarás haciendo de forma automática.

Prueba tu respiración

Haz una prueba para determinar si tienes respiración diafragmática o de pecho. Acuéstate boca arriba y coloca una mano sobre tu pecho y la otra mano sobre el vientre. Cuando inhalas, si la mano en el pecho se eleva más, respiras con el pecho. Si la mano sobre el abdomen se eleva más, estás utilizando tu diafragma.

Práctica de respiración con el diafragma

Para practicar la respiración diafragmática, acuéstate boca abajo con los brazos cruzados debajo de tu frente. Tu cuerpo utiliza naturalmente el diafragma para respirar en esta posición. Observa el ritmo de la respiración y los movimientos de tu cuerpo, en concreto, el abdomen, los lados de la caja torácica y la espalda baja. Observa cómo, a medida que inhalas y exhalas, tu abdomen presiona contra el piso, las costillas inferiores se expanden y contraen, y tu espalda baja se levanta y cae. Cuanto más practiques esta técnica de respiración, más natural será.

Más galerías de fotos



Escrito por lorraine shea | Traducido por verónica sánchez fang