Respiración y diafragma

El diafragma es el músculo de forma de cúpula y tendinoso, más importante implicado en la respiración. La acción de la membrana es la fuerza motriz mecánica que genera la inspiración. Las enfermedades del diafragma son pocas y poco frecuentes, pero la disfunción diafragmática puede ser fatal, ya que la respiración es un proceso vital e involuntario.

Anatomía


El diafragma está unido a la parte inferior del esternón, las costillas y la primera de las tres vértebras lumbares.

El diafragma está unido a la parte inferior del esternón, las costillas y la primera de las tres vértebras lumbares. Actúa como una partición entre la cavidad abdominal y la cavidad torácica. El diafragma tiene aberturas que permiten el paso de la aorta y otras arterias más pequeñas, las venas principales, el esófago y los nervios.

Mecánica de la respiración


Durante la inspiración, el diafragma se contrae y la cúpula desciende uno o dos centímetros en la cavidad abdominal.

De acuerdo con “Pulmonary Physiology” ("Fisiología pulmonar") del Dr. Michael Levitsky, la mecánica de la respiración se centra en un principio de la física que se llama la ley de Boyle, que establece que la presión y el volumen de un gas son inversamente proporcionales, es decir, el aumento de un valor disminuirá el otro, y viceversa. Este concepto se utiliza para explicar los acontecimientos que tienen lugar durante las dos fases de la respiración, la inspiración y la expiración. Durante la inspiración, el diafragma se contrae y la cúpula desciende uno o dos centímetros en la cavidad abdominal. Este descenso provoca que la cavidad torácica suprayacente se alargue y aumente en volumen y de acuerdo con la Ley de Boyle, disminuya la presión también. En este momento, la presión en los pulmones está por debajo de la atmósfera, y con el fin de mantener el equilibrio, el aire entra en los pulmones para aumentar la presión dentro de la cavidad torácica. Durante las respiraciones normales, la expiración es un proceso pasivo. Es el resultado de la relajación del diafragma después de la inspiración. Cuando el diafragma se relaja, se alarga y asciende en la cavidad torácica. Esto disminuye el volumen de la cavidad torácica, lo que aumenta la presión, que fuerza el aire fuera de los pulmones.

Enfermedades del diafragma


El diafragma es vulnerable a la ruptura cuando sufre un trauma externo grave penetrante.

De acuerdo a los doctores Marco G. Patti y Pierro Fisichella, escritores del “Current Diagnosis and Treatment: Surgery” ("Diagnóstico actual y tratamiento: cirugía"), hay tres enfermedades principales del diafragma: la hernia, el trauma y los tumores. Las hernias diafragmáticas se producen cuando los órganos abdominales sobresalen a través del diafragma y en la cavidad torácica. Esto también puede ocurrir en una forma más leve, en donde el contenido abdominal se abulta en el tórax a través de los puntos débiles en el diafragma. El diafragma es vulnerable a la ruptura cuando sufre un trauma externo grave penetrante. Esto puede hacer que una hernia se genere. Los tumores de la membrana son muy raros, pero cuando ocurren generalmente son benignos y no causan ningún síntoma.

Cambios durante el embarazo


La expansión del útero desplaza el diafragma hacia arriba por aproximadamente cuatro centímetros.

Los doctores Daniel Kahn y Brian Koos, colaboradores de “Current Diagnosis and Treatment: Obstetrics and Gynecology,” ("Diagnóstico y tratamiento actual: obstetricia y ginecología", afirman que los cambios en el diafragma durante el embarazo son principalmente anatómicos. La expansión del útero desplaza el diafragma hacia arriba por aproximadamente cuatro centímetros. Sin embargo, este cambio por sí solo no altera la función del diafragma o causa cambios en la respiración.

Otros músculos respiratorios


Los músculos que ayudan al diafragma durante la respiración tranquila incluyen el intercostal externo.

Los músculos que ayudan al diafragma durante la respiración tranquila incluyen el intercostal externo, intercostal paraesternal y los músculos escalenos, que trabajan en conjunto para ampliar la cavidad torácica para que el aire fluya hacia los pulmones. Durante la respiración pesada, estos músculos reciben ayuda adicional del músculo esternocleidomastoideo. Aunque la expiración es generalmente debido a la relajación pasiva del diafragma, puede ser mejorada durante la respiración pesada por los músculos abdominales y los músculos intercostales internos.

Más galerías de fotos



Escrito por marie bell | Traducido por sofia semo