Respiración anaeróbica vs. respiración aeróbica sobre el efecto en el ritmo del corazón

La respiración celular es el proceso que se produce cuando la glucosa se convierte en trifosfato de adenosina, o ATP. Este producto químico proporciona energía para los músculos que trabajan en tu cuerpo. Dependiendo de la intensidad del ejercicio, el proceso de la respiración celular de tu cuerpo se lleva a cabo en una de dos maneras, aeróbica o anaeróbica.

Respiración aeróbica

Aeróbico significa "con oxígeno". El ejercicio y las actividades aeróbicas se caracterizan por una frecuencia cardíaca ligeramente más elevada que te permite continuar con las actividades durante largos períodos. La respiración aeróbica utiliza vías sostenibles para la creación de energía para los músculos. El oxígeno permite a tu cuerpo convertir la glucosa en ATP de manera más eficiente, sin crear exceso de productos de desecho. Durante las actividades aeróbicas, la frecuencia cardíaca aumenta para proporcionar el oxígeno adicional que se requiere, pero no tan alto como para ser insostenible.

Respiración anaeróbica

Anaeróbico significa "sin oxígeno". El ejercicio anaeróbico suele consistir en actividades de alta intensidad como carreras de velocidad y levantamiento de pesas. Durante estas actividades, tu cuerpo no puede proporcionar el oxígeno suficiente para realizar la respiración aeróbica normal. Tu ritmo cardíaco se eleva a niveles máximos, tratando de bombear más sangre oxigenada, pero no puede mantener el ritmo. En este punto, la respiración anaeróbica entra en acción, convirtiendo la glucosa en ATP y creando un producto de desecho conocido como ácido láctico. Tu cuerpo puede absorber mucho ácido láctico antes de que tus músculos se retuerzan. Esta es la razón por la que la respiración anaeróbica es sostenible sólo por períodos cortos.

Trabajar ritmos cardíacos

Tu objetivo es estar entre un 50 y máximo hasta un 85 por ciento de ritmo cardiaco. Este rango ofrece una base para la determinación de la intensidad ideal de ejercicio para mejorar la salud cardiovascular, y también proporciona un esquema generalizado de las zonas de frecuencia cardiaca aeróbica y anaeróbica. Tus zonas de frecuencia cardiaca aeróbica son del 50 al 75 por ciento de tu ritmo cardíaco máximo. Tu cuerpo comienza a utilizar la respiración anaerobia en torno y por encima del 75 por ciento de la frecuencia cardíaca máxima. La frecuencia cardíaca máxima para los hombres es de 220 menos la edad. Para las mujeres, la frecuencia cardíaca máxima es 206 menos el 88 por ciento de la edad.

Beneficios

Tanto la respiración anaeróbica como aeróbica se refieren a diferentes niveles de ejercicio, cada uno con sus propias ventajas. El ejercicio aeróbico quema más calorías de grasa, lo que lo hace ideal para la pérdida de peso. El ejercicio anaeróbico quema más calorías de glucosa, lo que ayuda a construir la fuerza muscular. Ambos tipos de ejercicio mejoran tu condición física cardiovascular. La combinación de los dos puede conducir a niveles más bajos de colesterol y la presión arterial, mejorar la salud del corazón y reduce el riesgo de enfermedad cardiovascular.

Más galerías de fotos



Escrito por patrick hutchison | Traducido por blas isaguirres