Respiración adecuada en el ejercicio

La respiración es una función muy importante y a menudo descuidada del cuerpo humano. Cuando inhalas, tomas el oxígeno que es transportado a través de tus células sanguíneas. Cuando exhalas te deshaces de las toxinas y gases como el dióxido de carbono. La respiración adecuada durante el ejercicio es de suma importancia ya que ayuda a los músculos a oxigenarse y les provee sangre rica en nutrientes.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. Respira de la forma apropiada mientras levantas pesas y luego incorpora un patrón de respiración adecuado. Utiliza la flexión con barra (barbell curl) como un ejemplo. Agarra la barra con las palmas por debajo de la barra y párate con los pies separados a lo ancho de los hombros. Tus brazos deben estar rectos en este punto y tus manos deben estar a la anchura de los hombros en la barra. Levanta la barra hacia arriba y aprieta los bíceps en la parte superior del movimiento. Baja la barra de nuevo hacia abajo y repite. Toma una gran y profunda inhalación antes de levantar la barra. Exhala mientras estás ejerciendo la fuerza durante el movimiento. Inhala durante el movimiento de descenso. Aplica esta misma técnica de respiración para todos los ejercicios de levantamiento de pesas. La clave para recordar es que exhales cuando estás ejerciendo la fuerza.

  2. Domina el arte de la respiración baja durante el ejercicio cardiovascular. Comienza a baja intensidad durante 5 minutos. Inhala y exhala por la nariz. Aumenta tu intensidad al nivel deseado y continua inhalando y exhalando por la nariz. Mantén tu abdomen relajado, respira profundamente y llena completamente el estómago con el aire. Exhala lentamente y retrae el estómago hacia la columna vertebral. Continúa con este patrón de respiración durante la sesión de cardio.

  3. Ejecuta una respiración adecuada mientras haces yoga. Usa la postura del perro que mira hacia abajo como un ejemplo. Asume una posición de plancha con las manos directamente debajo de los hombros. Avanza con las manos hacia atrás al tiempo que levantas tus caderas hacia arriba en el aire y empuja el peso hacia atrás sobre los talones. Tu cuerpo debe estar inclinado unos 90 grados. Mantén la postura y toma respiraciones largas y lentas, diafragmáticas por la nariz y exhalando por la boca. Llena tu estómago con aire y exhala completamente antes de tomar otro aliento.

Consejos y advertencias

  • Cuando estés levantando pesas o participes en cualquier forma de ejercicio de peso, nunca contengas la respiración. Esto puede poner demasiada tensión en tu corazón.

Más galerías de fotos



Escrito por kevin rail | Traducido por juan orduna